El presidenciable de la derecha y ex titular de Defensa, Andrés Allamand, pegó a dos bandas sobre la supuesta autoría de una suerte de conspiración de Michelle Bachelet, para destituir a Harald Beyer. El primer palo se lo dio a la ministra del Trabajo, la UDI Evelyn Matthei, quien instaló esa tesis y el segundo el propio ex secretario de Educación, quien en una entrevista en La Tercera sostuvo una figura similar a la hija del ex comandante en jefe de la FACh de la dictadura.

“Creo que la decisión de destituir la tenía tomada el eje PS-PPD-PC desde el principio. No me sumo a los que le imputan a Bachelet una especie de autoría en las sombras”, aseguró.

Allamand, sin embargo, explicó que como Bachelet guardó silencio sobre el tema de la acusación constitucional, se dio para el que calla otorga.

“Lo que ocurre es que como ella no se pronuncia respecto de las cosas, deja las interrogantes abiertas. Como Michelle Bachelet volvió a pasar, se presta para todas las conclusiones. Cuando uno es candidato presidencial tiene que estar dispuesto a responder todo lo que le preguntan. El silencio se presta para todo tipo de especulaciones”, apuntó.

En declaraciones al matutino de Copesa, dijo que la destitución de la secretaria de Educación de Bachelet, la DC Yasna Provoste no es un caso a comparar y que no se arrepiente de haber apoyado la salida de esta última en 2008.

“No me arrepiento, y así como creo que la destitución de Beyer fue injusta, la de Yasna Provoste fue completamente justificada y apegada a Derecho. Que se haya pretendido hacer esta referencia o esta analogía demuestra hasta dónde había un interés político electoral en la acusación”, aseveró.

Asimismo, reconoció que la presión del movimiento estudiantil fue determinante para sacar a Beyer, pero advirtió que éstos saben perfectamente bien que la Concertación tiene un “tejado de vidrio gigantesco” en el área Educación.