El presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), Cristian Cuevas, anunció un paro nacional de los trabajadores contratistas, luego de recibir una propuesta que definió como “insultante” de parte de Codelco y las empresas contratistas.

El dirigente explicó “que propuestas que sugieren la renuncia al Acuerdo Marco, ganado el 2007 con una huelga de 37 días, gracias al sacrificio de miles de trabajadores contratistas de todo Chile, no merecen ni siquiera revisarse, porque antes de sentarnos a conversar hemos dicho que estamos disponibles para ampliar derechos y beneficios y no para dar la espalda a los logros que hemos alcanzado. El Acuerdo Marco no se toca sino para mejorarlo”.

Asimismo, dijo que esta noche se realizarán asambleas en todas las divisiones para ratificar el mandato de los trabajadores a un paro nacional en demanda de su petitorio, cuya fecha se guarda en reserva para garantizar su éxito.

“Llamamos a todos los trabajadores a concurrir con sus familias, hijos, al mundo social y político con el que hemos marchado juntos durante todo este tiempo, a los movimientos de regiones, a los trabajadores precarizados, a los estudiantes, a concurrir a las asambleas masivas que se realizarán hoy en cada división de Codelco, Rancagua, Los Andes, Fundición Ventanas, Calama, y El Salvador, que culminarán con marchas y a manifestar su adhesión a la demanda de la CTC de las más diversas formas y en todo Chile”, señaló Cuevas.

También agregó que “el Acuerdo Marco es un instrumento firmado por Codelco, las empresas contratistas y la CTC, reconocido como instrumento colectivo por la OIT; por lo tanto, obliga a las partes que lo suscriben a cumplirlo”, aseveró.

“Cualquiera, que no sea parte del Acuerdo Marco y cuya única finalidad es obtener dinero a costa de los trabajadores, puede estar dispuesto a conversar y firmar cualquier cosa, con tal de aparecer como negociadores de un instrumento colectivo que no les pertenece y que no les ha costado nada, creyendo que es llegar y estirar la mano, pero la empresa sabe quién es la CTC y también lo saben los trabajadores”, acotó.

Además, manifestó que “por lo tanto, esperamos que la empresa corrija esta situación de provocación y conversemos con seriedad, porque teníamos bastante avanzadas las conversaciones, había puntos en los cuales seguir avanzando y nos parece que esta es una provocación, de la cual desconocemos su objetivo, pero que no estamos dispuestos a aceptar”.