Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

29 de Mayo de 2013

Alcalde Cristián Ojeda y el drama de Quellón: “Los enfermos viajan hacinados en las ambulancias”

Las movilizaciones en Quellón por una mejora en la salud pública tienen paralizado prácticamente a la ciudad completa: los colegios municipales, los municipales subvencionados, la Asociación de Funcionarios Municipales, las salmoneras, los sindicatos de pescadores y estivadores y un Servicio de Salud tomado por estudiantes y dirigentes son sólo algunas de las postales de la movilización en la ciudad. En entrevista con The Clinic Online el alcalde de Quellón y uno de los principales respaldos de la Asamblea Social de la ciudad, critica al gobierno de Piñera por su nula preocupación por la salud pública, detalla los pormenores del movimiento y advierte que los problemas no se limitan a Quellón e incluyen la mayoría de las comunas de la isla grande.

Por


Un hospital con capacidad máxima para 7.000 personas en una ciudad con 35.000. Diagnósticos errados que han causado -presuntamente- la muerte de dos quelloninos en los últimos meses y los incesantes traslados a Castro o Puerto Montt para atenderse urgencias han motivado el paro de Quellón. Aquí, el alcalde Cristián Ojeda, quien ha liderado esta semana las movilizaciones, explica el enojo de sus habitantes.

-¿Cómo comenzó la movilización?

Habiendo tenido los diálogos con el subsecretario de Redes Asistenciales Luis Castillo, aquí en Quellón con el Servicio de Salud de Chiloé y al ver que no se han inyectado los recursos necesarios en el tema salud sumado a la muerte de una vecina muy querida de nuestra ciudad, la comunidad sale a la calle, hace el paro comunal y me invitan a mí a participar y me piden que sea el vocero con las autoridades de esta Asamblea ciudadana.

-¿Cuál es su diagnóstico de la salud pública en Quellón?

La realidad es que tenemos una salud que está enferma, que está pidiendo auxilio y que estas negliencias médicas de malos diagnósticos no es que estén afectando a una u otra familia si no que ya han sucedido muertes y también ha habido muchas personas que han tenido secuelas que tendrán para toda su vida. Un ejemplo: hay tres ambulancias en Quellón y todos los días salen a Castro. Y no con un enfermo, salen con dos, tres, cuatro. Van hacinados a veces aprovechando el viaje para llegar. Los enfermos viajan hacinados en las ambulancias.

-El Hospital de Quellón parece ser uno de los grandes problemas ¿no?

Este servicio hospitalario fue construido para 7.000 personas, que eran los habitantes de Quellón a finales de los ochenta. Hoy día somos 35.000. Quellón es una de las comunas que más ha crecido en Chiloé por toda la actividad económica del salmón, la piscicultura y la pesca artesanal. El proceso de normalización, que consiste en adecuarlo a los 35.000 habitantes, según el gobierno iba hacia adelante, pero finalmente nos dimos cuenta que no se ha comprado el terreno donde se va a hacer el emplazamiento del nuevo hospital y tampoco se ha hecho el diseño para la construcción.

– O sea se ha hecho poco y nada…

El Gobierno hizo el compromiso de invertir en una salud mejor para nuestra comuna pero sólo quedó en palabras y no en acción. Hemos tenido muchas reuniones y no se ha avanzado. Sabemos que algunos temas se pueden resolver con el Servicio de Salud de Chiloé, el problema es que no se han resuelto. Por eso exigimos la presencia del ministro Mañalich y sólo de él, para que se haga un compromiso desde más arriba para que eso se cumpla, porque no vemos voluntad en el Servicio de Salud ni en la Seremi de solucionar estos temas.

– El jueves llega Mañalich a Quellón. ¿Cómo van a negociar?

Llegaremos hasta que consigamos lo máximo posible. El tema central es un hospital que reuna las condiciones para atender a las 35.000 personas. Sabemos que no todo el petitorio se va a poder cumplir pero hay muchas cosas que vienen de la mano de la normalización del hospital, que son especialistas, más horas médicas, algún equipamiento. Porque al pasar de mediana a alta complejidad tendremos otras especialidades.

-¿En qué consiste, en resumen, el petitorio que se le entregó al ministro?

El petitorio se divide en tres. El primer punto es lo que pasa con los sumarios de las familias afectadas (por las muertes a causa de presuntas negligencias). El segundo es la normalización efectiva del hospital y también un plan de contingencia de corto plazo que está definido por dotar al actual hospital de más especialistas, equipos de rayos x y otras exigencias. De esta manera lo vamos a focalizar en la mesa de trabajo que tengamos con el ministro de Salud.

-Castro a través de su Asamblea Social ha apoyado el paro. En Ancud ha habido marchas también. ¿El tema de la salud pública es sólo en Quellón o es un tema que incluye a Chiloé completo?

La salud no es un tema prioritario de este gobierno porque existen cuatro procesos de normalización de hospitales en Chiloé: Ancud, Queilen, Achao y Quellón y sólo sabemos que se avanza con Ancud. Hay problemas también en Chonchi y Dalcague. Tenemos problemas profundos en 6 de las 10 comunas de Chiloé. Acá hay una deuda histórica. No sólo de este gobierno si no también del anterior. No hay políticas claras de invertir en la salud pública porque todo lo que hay se quiere privatizar y ese es el gran problema que tenemos hoy.

-Parecen sobrar las razones para movilizarse…

Claro, por esto nosotros empezamos a sacar la voz. Para que se cumplan los compromisos que ha tenido este gobierno e invierta en la salud que obviamente necesitamos. Es que no se puede seguir muriendo gente por malos diagnósticos, no se puede seguir muriendo gente porque no tiene las condiciones para irse a Castro o Puerto Montt.

Notas relacionadas