La ministra de Educación Carolina Schmidt -cuarta del Gobierno de Piñera- dijo que la discusión sobre el lucro en la educación universitaria no es el tema central de su agenda ni del problema educacional en el país y que el gobierno tiene como prioridad, en estos meses que le queda, la educación parvularia.

“Creo que hemos perdido el foco de dónde están los problemas en la educación y dónde debemos seguir avanzando, que es el tema de la calidad. Podemos tener la discusión del lucro, pero eso en nada va a determinar que se mejore la calidad de la educación” y reiteró que “que la discusión del lucro o no lucro en nada va al tema central, que es la calidad de la educación. Tenemos que buscar todos los mecanismos para terminar con la incertidumbre que existe, pero ese no es el tema central” dijo Schmidt a La Tercera.

En cuanto a la estrepitosa caída que registró en las encuestas -de la ministra mejor a la peor evaluada- Schmidt la atribuyó a la cartera únicamente y no a sus acciones como ministra.

“La evaluación está muy ligada al ministerio, en particular hoy, con la sensibilidad que existe por todo el movimiento estudiantil. Que en menos de un mes haya pasado de ser la mejor a la peor evaluada no tiene que ver con algo específico que yo haya hecho, sino que es propio de la cartera y del momento que vivimos. Cuando acepté venir al Mineduc, dije que no lo hice para mantenerme como la ministra mejor evaluada, porque tengo la profunda convicción de que vale la pena jugarse por lo que uno cree”.

Además, recalcó los esfuerzos del Gobierno por mejorar la situación de la educación en el país. “El gobierno ha hecho un esfuerzo gigantesco en este plano: se triplicaron las becas para la educación superior, se avanzó en la gratuidad del 40% más vulnerable al 60%, se rebajó la tasa del CAE del 6% al 2%, y que el 90% de los estudiantes pueda tener acceso a un crédito son muestras muy concretas de esos avances y de haber escuchado esas demandas. Pero también el gobierno tiene que ser muy responsable y los legítimos intereses particulares nunca pueden hacer perder el foco en el bien común” dijo la ministra.

Respecto a las prioridades del Gobierno en los meses que le quedan en la Moneda, aclaró que la prioridad está con la educación preescolar o parvularia y no con la educación superior como exigen los dirigentes de la Confech u otras organizaciones.

“La prioridad de este gobierno es sacar adelante y dejar aprobados los tres proyectos de educación preescolar: acceso universal y gratuito para los mayores de tres años, regulación de las salas cuna y jardines infantiles, y la reforma constitucional que establece el kínder obligatorio. En materia de educación superior, vamos a hacer todos los esfuerzos para buscar los acuerdos que nos permitan sacar adelante la superintendencia. Hay un acuerdo muy grande en los temas de transparencia al sistema, fiscalización, gradualidad de las sanciones, mecanismos de cierre. Pero donde está el tema más complejo de resolver es en las transacciones con sociedades o personas relacionadas, y ahí estamos viendo distintas alternativas”.

Para terminar, criticó enfáticamente los postulados de la candidata a la presidencia Michelle Bachelet sobre la gratuidad universal de la educación universitaria.

“La gratuidad universal en la educación superior es tremendamente injusta, porque la educación superior es por definición selectiva y a ella acceden los mejores alumnos. Si analizamos, nueve de cada 10 jóvenes que van a la educación superior son del decil con mayores ingresos. Solamente dos de cada 10 son del decil más bajo. Por tanto, la universidad gratis para los que tienen más sólo profundiza las desigualdades que tenemos en nuestro país” dijo la ministra.