El influyente diario estadounidense The New York Times publicó un artículo sobre las violaciones a Belén, la niña chilena de 11 años embarazada de su padrastro.

Según el matutino, “El caso de una niña embarazada de 11 años de edad que fue violada, ha desatado un debate nacional sobre el aborto en uno de los países socialmente más conservadores de América Latina”

Luego, la nota hace un repaso sobre nuestra retrógrada lgislación. “La televisión estatal informó que la joven, conocida sólo como Belén, tiene 14 semanas de embarazo. La policía arrestó a la pareja de su madre, quien confesó haber abusado de la niña. Los médicos dicen que su vida y la del feto están en alto riesgo. Sin embargo, la interrupción del embarazo no es una opción. Chile permitió abortos por razones médicas hasta que fueron prohibidos en 1973 por la dictadura de Pinochet. El actual gobierno del presidente Sebastián Piñera se ha opuesto a cualquier flexibilización de la prohibición. Muchos chilenos eran ventilación indignación sobre el caso en los medios sociales el viernes”, señala.

Ayer, a propósito del caso, el candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, emplazó a sus contendores Michelle Bachelet y Pablo Longueira a pronunciarse y debatir sobre el aborto terapéutico.