¿Cuándo la vagina entró al quirófano para embellecerse?
Hasta la década del ochenta el objeto sexual que exhibían las mujeres eran los senos. Todas querían tener las pechugas grandes, mostrarlas, y se produjo un destape. Los hombres después se cansaron de ver pechugas porque en la playa las mujeres se tapaban sólo el pezón. El objeto de culto sexual, entonces, dejó de ser los senos y pasó a ser el trasero paradito que también se exhibía sin problemas. El único secreto del cuerpo femenino que se mantuvo como tal fue la vulva. De hecho, las mujeres empezaron a depilarse, a fijarse que cuando estaban con mucho vello todas se veían más o menos igual pero, cuando se empezaron a depilar por los trajes de baño más chicos o la ropa interior nueva, empezaron a ver que la vulva, o sea la parte externa de la vagina, se veía súper distinta y ahí la gente se empezó a fijar que todas las vulvas no eran iguales.

Como definirías una vulva perfecta…
Una vulva considerada armónica, bonita y estándar, que querría tener toda mujer, tampoco quiero generalizar, es una vulva que tiene un poquito de vello arriba, los labios mayores gorditos pero no abultados, sin ninguna arruga, un capuchón del clítoris delgado, sin mucha redundancia o exceso de tejido, y los labios menores chiquititos, flacos y rosados.
Me da la impresión que el tema estético es una preocupación más femenina. No estoy seguro si los hombres hacen algún tipo de distinción entre vaginas.
Estoy seguro, cien por ciento, que la preocupación es más femenina que de los hombres y eso me parece muy bien. Encontraría lamentable que las mujeres se sometan a operaciones que requieren de un post operatorio no muy agradable, abstinencia y un gasto económico, sólo por los hombres.

¿Por qué te interesaste en el rejuvenecimiento vaginal?
Siempre hubo un interés en que algo pasaba con los genitales femeninos, pero no estaba tan claramente aceptado por el gremio médico. Estábamos acostumbrados a tratar los casos graves, pero a los leves nadie les daba bola. Nunca se pensó en estas personas hasta que en el año 97, un médico ginecólogo de Los Ángeles que atendía partos, una paciente le pidió que la estrechara porque sentía su vagina amplia. El doctor le dijo que estaba bien y ella le dijo que no le importaba, que igual quería un estrechamiento.

En el fondo era una disfunción sexual…
Quería sentirse más apretada, necesitaba roce, fricción. Este tipo le estrechó la vagina aplicando una técnica parecida a la operación de prolapso. La mujer le contó a una amiga y de repente se dio cuenta que había operado a diez minas y dijo aquí hay un problema: las mujeres que después de los partos quedan con la vagina amplia, nadie les está solucionando sus casos y se le ocurrió inventar una técnica. El doctor se llamaba David Matlock, formó una empresa que se llama Láser Vaginal Rejuvenetion Institute of America. En Los Angeles, empezó a operar mujeres y asoció a esto la cirugía estética.

Tú, de hecho, eres uno de sus discípulos.
Sí, llevo 10 años en esto. Fuera de Chile he sido premiado, tengo más de 100 publicaciones y he dado más de 40 conferencias en distintas partes del mundo. Soy reconocido en Latinoamérica como el gurú de todo esto porque, entre paréntesis, fui el primero que publicó un trabajo científico de rejuvenecimiento vaginal. Mi trabajo le ha dado peso científico a estos casos pero en Chile nunca un congreso, ni curso de ginecología, me ha invitado a dar una conferencia…

Te ven como un chanta…
Al comienzo me veían como un chanta, que lo había hecho como un negocio para ganar plata y no existía fundamento científico. Pero, después de 5 años, la misma sociedad de uroginecología mundial aceptó que existe este problema que se llama laxitud vaginal.

La Joya

En la página de la clínica ofreces dejar a las mujeres casi cero kilómetro…
No es el objetivo dejarlas cero kilómetro porque para eso habría que hacer una himenoplastía, que es una reconstrucción del himen.

¿Y lo haces?
Yo sé hacerlo, pero nunca me lo han pedido. Eso se da en los países musulmanes donde las mujeres no se pueden casar si no son vírgenes. Eso habla bien de las mujeres chilenas que no necesitan engrupirse al marido con que es virgen cuando no lo es.

Lo que sí ofreces es dejar la vagina igual a cuando una mujer no tenía hijos.
Así es.

Hay pacientes que te han pedido dejarlas con una vagina de 18 años, por ejemplo.
No me lo dicen así. Son mujeres que vienen súper angustiadas, ya no sienten lo mismo que antes y han perdido placer sexual. Algunas nunca han logrado un orgasmo vaginal, aunque saben que sólo un 30 o 40% de las mujeres puede alcanzarlo. Pero quieren sentir placer en la vagina porque el orgasmo, la mayoría de las veces, es clitoridiano y eso es externo. Si fuese sólo así, a las mujeres no les interesaría ser penetradas.

Aunque podría también pensarse que el problema no es una vagina grande sino un pene chico.
Si fuese así este negocio no tendría el éxito que ha tenido en Estados Unidos donde hay una población negra súper importante y los hombres, aparentemente, tienen el pene más grande. A la pregunta sobre el tamaño del pene, la respuesta es que casi nunca tiene relación.

¿El ensanchamiento, entonces, no tiene nada que ver con el uso?
Nooo, no tiene que ver con eso. Una prostituta que usa su vagina varias veces al día con hombres distintos, salvo excepciones, no tiene por qué tener una vagina más ancha o más suelta. De hecho, la capacidad de expansión de la vagina es muy grande y su amplitud tiene que ver más con los músculos que la rodean que están desgarrados.

¿Cuantos músculos tiene la vagina?
La vagina es un órgano mucoso muscular, pero está asistida por varios grupos musculares, el principal es un tremendo y complejo músculo que se llama músculo elevador del ano que sostiene a la vagina.

¿Si la vagina es un músculo podría ejercitarse en vez de operarse? ¿Una suerte de gimnasia vaginal?
Sí, en los casos leves o en los casos de mujeres que quedan amplias inmediatamente después de los partos, es un muy buen método ponerlas en mano de un especialista en suelo pelviano, del ámbito kinesiológico, que mediante ejercicios va a recuperar la tonicidad vaginal y lograr obtener lo mismo que con la cirugía.

Algo he leído, se les llama ejercicios de Kegel…
Sí, son ejercicios de contracción de la musculatura que rodea la vagina y que durante la relación sexual podrían contraerse para apretar y sentir más. Para los casos leves, de mujeres que quieren tener más hijos, es una excelente alternativa. Se los ofrezco a las pacientes, pero la mayoría no quiere porque les da lata.

¿Los ejercicios se pueden hacer en cualquier lugar?
Lo pueden hacer mientras están conversando con otra persona…

Una vez operadas, ¿que te cuentan las mujeres?
Me dicen que mejoran su autoestima, porque sienten más placer por el roce. Las que habían perdido la capacidad de tener orgasmo vaginal, lo recuperan. Las que no lo habían perdido, pero les costaba mucho, lo tienen más rápido, y algunas incluso tienen orgasmos más intensos.

Antes, ni siquiera sentían el pene…
Ese es el problema, casi no sienten el pene dentro de la vagina. Es un drama.

¿Cómo buscaban el placer? ¿Consoladores XL?
Nunca me lo han contado, lo que sí me cuentan es que para satisfacerse buscan otros métodos como la estimulación externa y el orgasmo clitoridiano. También posiciones especiales que favorecen más roce o apretarse más los cachetes. Hay múltiples cosas que buscan pero finalmente igual llegan acá.

¿Cuánto sale una operación de este tipo?
Dos millones 550 mil, que es bastante menos que una prótesis mamaria.

¿Cuál es el rango de edad de la mujeres que piden un rejuvenecimiento?
Desde los 38 a 52 años.

¿Público objetivo?
Súper variado, de todo: secretarias, dueñas de casa, ejecutivas comerciales, abogadas, doctoras, dentistas, bailarinas, actrices y animadoras de televisión.

¿A cuántas mujeres has operado?
Unas 600 o 500, algunas extranjeras también. Hasta hace algunos meses la única posibilidad que tenía era operar. Ahora, en cambio, existe otra alternativa que es el tensado vaginal láser. Lo hago aquí, en la oficina, y en 20 minutos le estrecho la vagina a una mujer sin operarla.

¿Cómo?
Con un equipo diseñado para esto que emite ondas láser que rebotan en un cono recubierto de oro -encuentro que le da un caché tremendo decir que es de oro- porque la vagina hay que tratarla como una joya… Entonces, se introduce en la vagina y el láser va emitiendo ondas que rebotan en el cono de oro y la distribuye en forma concéntrica alrededor de la vagina.

¿Es una solución permanente?
No, es una solución que dura entre seis y ocho meses y vale cinco veces menos que la operación.

Se puede usar para alguna ocasión especial, me imagino…
Sí, podría ser, pero no lo veo de esa manera, es para una mujer que no tiene el caso tan severo. Está pintado para las mujeres que tienen una amplitud vaginal de leve a moderada.

También realizas labioplastías.
Sí, es una experiencia en cirugía cosmética ginecológica que las mujeres me piden para que le deje los labios más cortitos, en el fondo es un retiro quirúrgico de piel sobrante. A muchas mujeres les molestan los labios grandes cuando hacen bicicleta o spinning. También hago lifting vaginal que es un estiramiento de labios mayores que, a diferencia de la labioplastía, se hace en la piel.

¿En que otras partes del mundo el rejuvenecimiento vaginal tiene alta demanda?
Te lo voy a responder de esta manera: David Matlock ha entrenado médicos en todo el mundo y creo que el número de ellos por país marca una tendencia. Los países que tienen más médicos entrenados por David Matlock es Corea del Sur y República Dominicana. En Chile soy el único, en Argentina hay uno; en Brasil no hay ninguno entrenado por Matlock. En Venezuela hay tres y en Colombia 4. En República Dominicana hay 20 o 30.

¿Por qué tantos?
Ellos hicieron su propio programa de entrenamiento interno, entonces hay médicos de allá que hicieron un negocio el entrenar a otros médicos. Corea del Sur no me lo explico, tengo mis teorías, pero no me atrevo a decirlo públicamente. En Estados Unidos hay 100 médicos entrenados por David Matlock. Todos nosotros formamos una especie de club.

¿Has oído hablar de la halterofilia vaginal?
No…

Una gimnasta rusa tiene el récord Guinness de levantar 14 kilos con la vagina…
No tengo conocimientos de eso.