Contraloría detecta pagos de pensiones a 960 muertos y denuncia al Ministerio Público irregularidades en el IPS

El Instituto de Previsión Social determinó que salieron más de $ 114 millones para cancelar la Pensión Básica Solidaria de Vejez y se desconoce quiénes los cobraron. No fue lo único. De un universo de 363.049 personas que están sometidas a una medición previsional para acceder a este beneficio, nada menos que 14.456 superaban con creces el mínimo de 1.206 puntos, no cumpliendo así la exigencia establecida en la ley. En esa línea hay casos donde el puntaje es de, por ejemplo, 61.686. El informe es claro: queda “de manifiesto la omisión del control respectivo y la falta de resguardo del patrimonio público”.

La Contraloría detectó serias irregularidades en el Instituto de Previsión Social (IPS), luego de realizar una auditoría al pago de “Pensión Básica Solidaria de Vejez” (PBSV), beneficio destinado a las personas que no reciben dinero de algún régimen previsional.

El organismo fiscalizador descubrió que a 960 personas -actualmente fallecidas- se les siguió pagando el beneficio. El monto de las lucas fiscales, determinado por el propio IPS, fue nada menos que 114 millones 110 mil pesos, cuyo destino hasta ahora es desconocido.

Por lo anterior la entidad revisora ordenó un sumario administrativo y envió los antecedentes al Ministerio Público Centro Norte, atendido que podría configurarse una estafa.

“Sobre la materia, cabe señalar, que además de quedar de manifiesto Ia omisión del control respectivo y la falta de resguardo del patrimonio público, corresponde reiterar, que todo aquel que con el objeto de percibir beneficios indebidos del sistema solidario, para si o para terceros, proporcione, declare o entregue a sabiendas datos o antecedentes falsos, incompletos o erróneos, se expone a las penas que establece… el Código Penal”, señala el documento.

El informe -que publica The Clinic Online- también detalla que de un universo de 363.049 que están sometidos al Puntaje de Focalización Previsional (PFP), con el cual se mide si pueden acceder a al PBSV), 14.456 superaban con creces el mínimo de 1.206 puntos, no cumpliendo así la exigencia establecida en la ley. En esa línea hay casos donde el puntaje es de, por ejemplo, 61.686. El caso también está incluido en los antecedentes enviados a la fiscalía y es parte del sumario .

Para la Contraloría se trata de una falta de control y rigurosidad de parte del IPS con los recursos del Estado. De allí que también descubrió que para la elección de los beneficiarios no existe “un sistema de control rutinario” y que con ello “se corre el riesgo de subsidiar a personas que no cumplen los requisitos”.

Otras anomalías detectadas fueron los problemas con la firmas de los beneficiarios, expedientes faltantes, autorizaciones para las postulaciones sin las rúbricas respectivas de los funcionarios del IPS. Este último, en su respuesta a la Contraloría, aseguró que se reiteraron las instrucciones para el buen proceder en esta materia. Sin embargo no fueron aceptadas porque el IPS no adjuntó “los antecedentes que respalden dichas medidas ni tampoco informa sobre los casos observados… situaciones que deben ser investigadas por dicha entidad, cuyos resultados deberán estar disponibles para su validación, en Ia próxima visita de seguimiento”.

Lo anterior también fue incluido en la presentación de los antecedentes a la fiscalía.

Lea el informe completo

IPS 960 muertos

The Clinic Newsletter
Comentarios