El abogado de la Corporación 11 de Septiembre, René López, habló esta tarde sobre lo que significará para los presos el traslado desde el penal Cordillera hasta Punta Peuco tras el anuncio de Sebastián Piñera de cerrar aquel recinto.

López, quien representa a cinco de los diez violadores de Derechos Humanos, aseguró que este traslado sería peligroso por la distancia que existe entre el nuevo penal y el Hospital Militar y el Hospital de Carabineros, el cual se encuentra a más de 80 kilómetros. Por este hecho, el abogado anunció que interpuso un recurso de protección con orden de no innovar en la Corte Suprema.

“Presente dentro del mismo recurso va algo que consideré pertinente, porque el Presidente ha estado jugando con la gente que está cumpliendo sus condenas, como lo dice la ley, en este penal” comentó el hombre, según informa ADN.

Además, el abogado comentó que lo hecho por Sebastián Piñera al cerrar el recinto es torturar “psicológicamente a los presos que están en estos momentos cumpliendo su condena tranquilamente aquí en Cordillera”.

Por otra parte, el abogado del General en retiro César Manríquez aseveró que los presos que se encontraban en Cordillera son “gente que tiene más de 80 años. Tienen que llamar a una ambulancia y si a alguien le pasa algo, entre ir y volver puede fallecer la persona y Gendarmería tiene el deber de proteger a los internos”.

El abogado también interpondrá un recurso, esta vez por protección al derecho a la vida en nombre de Manríquez. “Por más que la prisión sea de oro, no deja ser prisión. A esta edad, 83 años, mi cliente está con daño psiquiátrico. Ha estado hospitalizado en una clínica psiquiátrica hasta hace poco”, puntualizó el legista.