El Secretario de Estado de España, Francisco Martínez, dijo a La Tercera que los dos chilenos detenidos por su presunta responsabilidad en un bombazo en la basílica de Zaragoza, Mónica Caballero y Francisco Solar, tienen una “estrecha” relación con una “red de ámbito internacional” presente en España, Grecia, Italia y Chile.

Para Martínez, “como consecuencia de estas detenciones se pone de manifiesto la estrecha implicación de estas dos personas en una red de ámbito internacional, y que no sólo tiene una clarísima implantación en Europa, que se llama el “Triángulo Negro Anarquista”, España, Grecia e Italia, sino que también tiene una ramificación en el territorio iberoamericano, concretamente en Chile”.

Según el Secretario de Estado, la policía maneja la hipótesis que los presuntos autores materiales -cinco detenidos- “aparecen como portadores del artefacto explosivo y se dirigen en transporte público a Zaragoza y ahí activan el artefacto explosivo causando graves daños en el interior de la Basílica, hiriendo a una persona y sobretodo pudiendo causar muchos más daños materiales y personales”.

Por otra parte, Martínez señaló que “tanto el modus operandi como el tipo de artefacto tienen muchas similitudes con otro atentado que se produjo en España el pasado 7 de febrero en Madrid en la Catedral de la Almudena”.