La Corte de Apelaciones de Valparaíso anuló un fallo dictado contra el acusado por el femicidio ocurrido en abril de 2012 en en la ciudad de San Felipe, que condenó al supuesto asesino a 20 años de cárcel por el delito de homicidio calificado.

Según informa La Tercera, la Justicia acogió el recurso para anularlo presentado por el abogado defensor Juan Carlos Manríquez, puesto que un peritaje que analizó la resolución dio con más de 1.200 errores, entre los que se encontraba la identificación incorrecta de la víctima.

Una de las equivocaciones fundamentales que invocó el abogado fue la absurda frase del fallo “el fundamento de la causa de muerte es autopsia”.

Además, se identificaron errores ortográficos y de transcripción de lo dicho en la audiencia del juicio.

Luego de que la Corte Suprema declaró admisible la petición y la derivó a la Corte de Apelaciones de Valparaíso, ésta anuló el primer fallo y dictó sentencia de reemplazo, en la que bajó la pena de 20 a 10 años de prisión y recalificó el hecho como un homicidio simple.