Usted hace unos meses se rió de la derecha, porque no le daba susto, ¿Ahora que Bachelet ganó, le da menos susto?

-Como le voy a tener susto. Yo no le tengo susto a nada en la vida, a lo único que le tengo susto es a los gatos. Pero la verdad es que estoy tan feliz, tan feliz, creo que lo que más me gusta es que Michelle Bachelet ganó una campaña limpia, ¿sabis qué más? Una campaña limpia, no de descalificaciones, que tú hiciste esto, que tú hiciste esto otro, no. Bien hecha, bien presentada, con guante blanco, como deben ser las cosas en la vida, no a cachetadas. Y además encuentro que este tema de los escupos, me tiene enferma, porque ahora escupir es gratis po.

¿En su época, cuando usted era primera dama, no se usaba tirar escupos?

-No po, además con lo asquienta que soy, jaja. Pero no, no, la verdad es que este tema de los escupos no. Porque hoy escupir es gratis, nadie te hace nada, no te penan por nada, entonces creo que es una falta de respeto la verdad. Ni al Presidente, ni a la Presidenta Bachelet, ni a Longueira ni a nadie.

¿Se perdió la elegancia?

-Más que la elegancia, se perdieron los buenos modales. Mira tú esa niñita que tiró un jarro de agua a la ministra y los papás la alababan, qué le espera la vida después po, que ande a patás por la vida nomás.

En el tema de la primera dama usted es una institución. En su primer gobierno, Bachelet no tenía un damo, y ahora se habla de Alfredo Sfeir como candidato…

-No te puedo creer, no creo, la verdad que no tengo idea, pero la verdad es que no necesariamente tiene que ser una pareja, puede ser otra persona, como lo fue la Kena Hirmas cuando estaba ella en la presidencia. Creo que cada señora de Presidente hace su programa, deja su huella. La Cecilia (Morel) hizo esto de Elige Vivir Sano, aunque hay que evaluar si la gente adelgazó o no adelgazó, no tengo idea, habrá que ver el programa cómo se evalúa después, si realmente los niños adelgazaron o engordaron más, no sé. Pero a mí me tocó trabajar con los adultos mayores, con el MIM. Cada uno va dejando su huellita.

¿Y qué pasa cuando una presidenta no tiene una pareja?

-Bueno, nombra a alguien, es como el cuento de Condorito que te lo voy a contar después. Pero nombra a alguien. Ella nombró a la Kena (María Eugenia Hirmas) la otra vez, y ella lo hizo estupendo, llevó las instituciones adelante e hizo todo el trabajo.

¿Y más allá de que Alfredo Sfeir pueda o no ser pareja de Bachelet, se verían bien? En las redes sociales son muchos los que lo piden de primer damo

-Mira, Alfredo Sfeir se ganó el cariño de la gente cuando fue a la televisión y contó este cuento que se había puesto así cuando la señora lo dejó, entonces todas las mujeres se desmayaron de emoción, “pobrecito que tuvo que cuidar los hijos”. Yo conocí al papá de él, que era dentista de mi suegro. A Alfredo no lo conocía, pero lo encuentro una persona muy respetable que prendió bastante en la juventud, la juventud que es ecológica cien por ciento, y les gustó. No los veo como pareja (con Bachelet), qué queris que diga, pa’ na, pero bien.

Lo que más se comenta es que con Bachelet comparten el look pachamámico…

-Tú me quieres sacar que te diga que va a ser pareja de la Presidenta, no. Pero tú dices “ella con el vestido y él con el de él”. Pero no, no, no, no. Además él con la trenza y tan abrigado en verano, terrible lo encuentro yo, atroz. Pero bueno, tendrá tenidas de verano también, se pondrá traje de baño en algún momento de la vida.

¿Y el look de la Presidenta cómo lo ve?

-Regio, su pinta a su ancho como dicen los italianos. Ella va por la vida como quiere y la gente la quiere igual. La gente no quiere a la Miss Chile de Presidenta, quiere una señora seria que hace su programa, que trabaja con la gente más pobre y listo, eso es.

Ver también Martita Larraechea, ex primera dama: “Mira el sustito que tenemos con Evelyn Matthei, ja, ja, ja”