Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Humor

3 de enero de 2014

Bachelet: gabinete, destino y moda

Tres personajes habituales de nuestro pasquín analizan el futuro gobierno de Michelle Bachelet. Hablan sobre alta costura, estilos y personalidades. Sugieren ministros, conductas y anticipan resultados. La locura por el nuevo gabinete de Bachelet llegó a The Clinic.

Por

El gabinete de los locos
Miguel “Loco” Edwards, Poeta.

¿Quieren que les cante? Les canto al tiro. Al Marcel Claude lo vamos a nombrar Ministro de Hacienda, ya hablé con él y veremos si se la puede, a pesar de su problema psiquiátrico. Yo hablé con él por años, antes de las elecciones y de que saliera Bachelet, para que haya un gobierno amplio de izquierda. La Roxana Miranda, que es experta en tomas de Andha Chile, la quiero en el Ministerio de Vivienda, a ver si se la puede. Hay que ver si acepta el cargo que yo le doy como asesor de la Bachelet. En el ministerio de Defensa para que pare a los milicos, en caso de situaciones raras, pienso en un rebelde eterno de la derecha: el Allamand. Lo quiero de nuevo de ministro en un gobierno nacional amplio. Mi idea es que pare a los milicos cuando tenga problemas con la Roxana, con Claude y con los estudiantes. Le conviene al país y le conviene a la Bachelet. A Andrés Fielbaum, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Chile, lo quiero de ministro de Educación y su viceministro quiero que sea el Titi Silva Quintana, que a pesar de que sea anarquista y dirigente de la FAU, quiero ver si se la puede. De vocero creo que va a estar el Elizalde, creo que eso ya está definido. Y estoy de acuerdo. Es buena onda y su hija lee mis libros de la locura. Va a tener que tomar decisiones más ejecutivas y asesorar a la Bachelet en más temas. Sería un cuento ideal, el gobierno que queremos los locos.

También pienso en Hernán Larraín, pero no sé en qué puesto ponerlo, porque está muy rebelde dentro de la UDI. Pero ahí veremos, tal vez para un segundo llamado de ministros podría servir para detener a los milicos pa’ que no hueveen.
En asuntos internacionales ya lo decidí. Respecto al mar para Bolivia, el 27 de enero los chilenos vamos a perder. Ahí van a pasar hartas cuestiones. Por eso, como canciller tiene que estar Carlos Ruiz Rodríguez, que es un historiador doctorado en España y que fue compañero mío en el MAPU. Negociaríamos nosotros dos: haríamos un corredor subterráneo entre Bolivia y el mar Pacífico, y un puerto boliviano en Antofagasta con soberanía.

Yo sería funcionario, un burócrata más del ministerio de Relaciones Exteriores. No como ministro. En el cuerpo diplomático habría copete, y más. Me la pasaría viajando todo el rato. Me gustaría tomar las fotos, hacer las entrevistas, los resúmenes, trabajar en mi computador. No quiero cambiar mi ritmo de vida, no quiero ganar millones. No estoy ni ahí. Si me nombran sería un burócrata más. No me seducen los ministerios. El de Cultura, por ejemplo, no me tienta para nada, ahí no hay locura ni copete. Me parece una lata.

Tengo otro candidato, uno para el ministerio del Deporte, es de Valparaíso, un concejal de años atrás cuando estaba el guatón Pinto. Es un grande, fue un gran dirigente deportivo, hizo cuestiones muy regüenas, era un demócrata cristiano de izquierda… ¿cómo se llamaba?… ¡No me acuerdo!

En Medioambiente pondría a un compañero poeta que trabajó en la Conama de Valparaíso durante la Concertación y que ahora está en Santiago. Su nombre es Cristián Belmar Gallardo.

En el ministerio del Trabajo pondría a Danilo Pantescu Zapata, un paciente psiquiátrico que estuvo preso por matar a su mamá a palos y que hoy está reinsertado social y laboralmente.

Alfonso Espinoza Barrera, un ex compañero del banco de Santiago, estaría en la Superintendencia de Bancos. En el Ministerio de Salud debería estar Rafael Mena Lazcano, un ex drogadicto que está a cargo de programas antidrogas en el Hospital Psiquiátrico de Playa Ancha. Ojalá que no llamen a Escalona a pesar de que sea socialista. Me cae mal. Cada vez que lo veo en la fiesta de los abrazos me da asco. Él no califica para el gabinete de los locos, es un amarillo: se pone donde le conviene más allá de cualquier ideología. Tampoco conozco los nombres que han estado sonando porque nosotros los locos tenemos un planteamiento desde afuera. No me interesa lo que suene, tenemos una propuesta muy alternativa, de gente con historia. Esto es los locos proponemos.

¡No la rajen, no se la caguen altiro!
Yolanda Sultana, astróloga y mentalista

En su gabinete necesita gente dispuesta a trabajar y a luchar por su país. Ella ya tiene listo a su equipo. Ya tomó la decisión y va a ser positiva porque tiene dos tareas importantes que enfrentar. La cartera más fregada va a ser la del ministerio de Educación. Este año va a estar complicado porque lo que ella deje listo ahora, se tendrá que cumplir pa’ toda la vida, no va a ser sólo para un año y decir que ya no se puede.

Tiene un trabajo importante que cumplir con la educación de nuestros niños. Lo primero que ella debe arreglar es dar cumplimiento en los estudios, porque los cabros no van a querer esperar más, ya han perdido harto tiempo. Lo que la presidenta debe hacer es tomar la iniciativa de cumplir con lo que piden. Además, ya tiene el apoyo de los diputados y senadores. Ella lo que está haciendo es hacer bien las cosas, que funcionen no para un día sino que para toda la vida. Porque, imagínense, yo no sé cómo se la van a arreglar para darle educación a todos, porque esta cuestión va a ser permanente, porque el futuro de Chile son los estudiantes. Y eso no es todo. ¡En salud va a ser drástica! ahí sí que va a ser firme porque las máquinas y equipos están, lo que falta son médicos que se pongan las pilas alcalinas para trabajar al compás con ella. Además, aparte de ser presidenta ella va a ser investigadora de cada uno de los puestos que va a nombrar.

En educación y salud va a estar fuerte la cosa.

A la Bachelet le gusta trabajar con mujeres porque ella como mujer-madre quiere trabajar con sus hijas, pero también con los hombres. Pero yo no puedo decir con quiénes. Yo no le puedo mandar a la presidenta de la república lo que se está viendo en mi baraja. Cuando alguien se casa no hay que echarle aceite antes para que se resbale y fracase. A la presidenta hay que darle fe, entregarle optimismo y confianza porque la mujer viene con las pilas alcalinas puestas a trabajar por Chile. Denle tiempo, ella todavía no asume y ya la están leseando. ¡Por qué no le preguntan al presidente que no ha cumplido todo lo que prometió! ¡Por qué hoy a la presidenta ya se le están objetando muchas cosas! No hay por qué, pues. No olvidemos que la mujer tuvo un cargo en la ONU, en EEUU, al que cualquiera no llega. Hay que tener los pantalones bien puestos, por eso a ella yo le doy un siete.

Espero que dejen de fregarla, si todavía no entra a La Moneda y ya quieren soluciones. Hay que darle tiempo, si en los primeros días de un matrimonio la cosa no es tan fácil.

Aquí la presidenta se va a tirar con todo: va a escribir las cosas con letra grande, no con letra chica. Así, en el Senado van a leer y van a tener que aprobar las cosas, y justamente tiene la ayuda de ellos. Y, ¡ojo!, sus preocupaciones también van a estar afuera. Va a tener problemas con otro país y vamos a tener que andar con una mano adelante y otra atrás. Pero sepan que ella ya está buscando las condiciones para actuar. Porque es una mujer precavida, inteligente, trabajadora, es honesta y buena madre; es una mujer que está batallando por Chile. ¡Ustedes la tienen que apoyar! no la rajen, no se la caguen altiro.

Presumir éxito, triunfo y buenas nuevas
Freddy Rivera Núñez, fotógrafo fashion international vip people

El gabinete de su excelencia, nuestra electa presidenta Michelle Bachelet, me agradaría que vistiera de ganador en todo. Concordante a los tiempo que vienen y a países socialistas como Francia o Italia. Mucho boato, con personalidad colorida, y vestimenta de haute couture française et italienne. Ellos sí saben llevar la moda con distinción y dignidad en su estatus. El socialismo se caracteriza curiosamente por vestir buenas telas y por su alto gusto por marcas importantes.

Acá en Chile tenemos una personalidad muy recatada, opaca y pacata. Muy uniformada. Para una vuelta triunfal hay que ser vanguardistas, fashionistas, elitistas, presumir éxito, triunfo y buenas nuevas. Después de todo, el éxito se demuestra en el buen gusto. Como vistes, te tratan, dicen. Sueño con verlos en un saco Armani de tela italiana, de buen tiro y caída simple, tres o cuatro botones, marengo, botonera, puño de cuatro botones superpuestos uno a otros, son lo más in. Yo los uso mucho, es mi stylo en grandes events. Hay un dicho entre mujeres snob: “si deseas saber quién es tu hombre, observa su reloj, allí verás su poder adquisitivo, su gusto, su cultura”. En el bolsillo superior externo una pañoleta sobria, casual, con tono más alto al marengo, y no esos colores tipo loro, uuuf, último de ordinario aquello. Recomiendo unos marcos de lentes ópticos, aéreos, sólo con puente intermedio: dan un toque de excelencia intelectual, ad-hoc al rostro de un ministro. Deben usar zapatos italianos o ingleses, indiscutible. Un abrigo Bill Blass de tres cuartos. Para mí, tener un Bill Blass auténtico es lo más digno y exclusivo. Un reloj Cartier, típico de diplomático, o para quien se atreva un Patek Phillipe. Sobriedad y preciosura de exclusividad extrema, digna de la elegancia elitista para un gran ministro de Estado… ¡ooh la la! ¡monsieur! Nuestra Michelle usa finísimos marcos de lentes de la afamada alta casa francesa de Cartier, que es lo más top y vip people… sin ir más lejos, su excelencia Raúl Castro de Cuba, usa estos exclusivos marcos. Hoy todos los políticos deberán reinventarse. Así que manos a la obra o parecerán más que abuelos… en un parque del recuerdo.

Tengo mi apuesta respecto a los elegidos. Álvaro Elizalde es el más indicado para el ministerio de Educación, por su historial cercano a las inquietudes de la juventud. A Javiera Blanco me encantaría verla como secretaria general de la presidencia. Escalona, por su pragmática caballerosidad inquisitiva, lo veo ubicado en ministerio del Interior sí o sí. Si no, démosle Exterior y dejamos de ser chilenos porque entrarían al territorio Pedro, Juan y Diego. Francisco Vidal, uuuuy que díscolo, es un hombre muy simpático que por sus expresivas intervenciones y dichos lo meto de fondo a su recaudo: el ministerio de Defensa. Lo hizo en su pasado. Domina, comprende, es veraz y activo. Alfredo Sfeir está hecho a mano para Medio Ambiente. Después, posterior a la falta de pan, el más indicado es Claudio Orrego. Juan Antonio Gómez es muy indicado para asesor de nuestra futura presidenta, de segundas nupcias con su pueblo. Nicolás Eyzaguirre es un probado economista liberal que debe obtener una cartera relacionada. Lo veo en el SII, ministerio de Economía o Hacienda, no hay otro como él. Andrés Velasco es la otra carta súper probada para Hacienda: más vale diablo conocido que otro por conocer. Y Mario Marcel, ¡uuuf!, qué hombres notables en esta centro izquierda. ¡Por favor ubíquenlo en Minería, plis!. José de Gregorio, lidera interesantes apuestas de tratados económicos. Cae sentadito desde el cielo en los puestos de Eyzaguirre,Velasco y Marcel. Así, estos niños deben hacer más méritos para el puesto asignado porque tienen gente al camino.

Hay que ponerse las pilas y echarse una manito de gato. Bitar, por su excelencia siempre ha dado el toque distinguido, es el más vanguardista fashion, da clases a sus pares. Pero debe evitar su tendencia de loro, es decir, sus corbatas llamativas de tonos chillones estridentes. Sugiero un set más amplio de camisas porque de “events en events” repite las mismas, sobre todo su preferida: celeste de cuello blanco. ¡Parece manda! También debería cortarse su cola de pato, no va con él, ya que es un político serio, sobrio de stylo imponente italiano.

De Cortázar, a ver, yo que él me hago un lifting en sus papadas y cuello, daría más realce a sus marcos ópticos para desviar la mirada a su historial facial. Es inconcebible que use mangas y solapas en su saco, es una ofensa a su investidura. Un personero tan importante como él, cuando no ostenta un gran tórax o un cuerpazo para usar gigantes solapas, parece murciélago. Además, un nudo de corbata más menudo no lo hará ver tan desproporcionado a su rostro y cuerpo. Camilo Escalona es muy desgarbado y demodé en su vestir. Debe rejuvenecer, para que no parezca de la vieja demagogia. Parece que saca su ropa del armario del papá -respetuosamente lo digo, sin denostarlo- pues es un personaje político admirable. Tiene que potenciar su intelectualidad, renovarse, ya que la nueva política va por allí: ¡renovación revitalizante! Viste muy mal y combina pésimo. Requiere urgente de alguien de buen gusto que os regale corbatas. Yo le regalaría unas cuantas de seda, por su caída distinguida, y ojalá sepa hacer su correcto nudo. ¡Por favor, Camilito, cambie su corte de pelo!, debe sacarse el casco de polo arriba de su cabeza, que más parece bisoñé, y evite gestos que exageran su caída de rostro… te quiero.

Notas relacionadas