La presidenta electa recibió una carta firmada por el propio Raúl Castro, en donde la invitó de forma oficial a asisitir a la cumbre de la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños (Celac) el próximo 28 y 29 de enero en la Habana, según consignó La Tercera.

El lunes pasado, luego de un descanso en Tunquén, Bachelet recibió una misiva desde la embajada de Cuba en Chile en su oficina de la calle Tegualda. En ella el Presidente de Cuba, Raúl Castro, convocó a la Presidenta electa a participar de la Celac. Ella aún no ha confirmado su presencia, pues espera la decisión de Sebastián Piñera de viajar a la cumbre.

La carta provenía de la Cancillería cubana y mediante la embajada del país en Chile, llegó a manos de Bachelet. Según fuentes diplomáticas la mandataria electa aún ha no respondido.

Según La Tercera este tema habría sido tratado en la reunión que sostuvo Bachelet con Piñera el pasado martes, donde se abrió la posibilidad de ir juntos. Sin embargp, la asistencia del Presidente, depende de la resolución del tribunal de la Haya, por el conflicto limítrofe entre Perú y Chile, el próximo 27 de enero, por lo que aún es incierto que concurra a la cumbre.

Según fuentes de La Moneda, la idea es que acudan juntos con el fin de demostrar normalidad ante el fallo del tribunal internacional, además confirmaron que ante una resolución adversa para el país, algún ministro irá en representación de Sebastián Piñera.

Para Bachelet esta sería la última actividad antes de tomarse vacaciones por dos semanas. En su ex comando ya se maneja un cronograma para los meses antes de que asuma la presidencia de la república.

Para el 20 de enero se espera que se presente públicamente el gabinete y que su agenda esté centrada en reuniones con su futuro canciller de cara al fallo de la Haya.