Ricardo Ezzati, recientemente nombrado cardenal por el Papa Francisco, criticó el proyecto educacional de la presidenta electa, Michelle Bachelet, considerando que “esos objetivos” no están “suficientemente reflexionados”.

“No veo esos objetivos suficientemente reflexionados y presentados en los proyectos”, manifestó tajante el ahora cardenal, y llamó a “definir bien que es una buena educación” antes de proyectar reformas, según una entrevista dada a El Mercurio

“Educar es una cosa muy compleja, y cuando se reduce simplemente a un bien pero que no comprende la globalidad, lastimosamente solucionamos un problema, pero abrimos el camino a muchos otros”, agregó el curita.

Además, contó que tras el triunfo de Bachelet, como comité permanente de la Conferencia Episcopal  visitaron a la presidenta electa.”Ella nos ha dicho que tiene una gran admiración por la educación católica y nos aseguró que se respetarán las orientaciones de cada grupo”, afirmó Ezzati.