Lily Pérez, en una sesión del Senado efectuada el pasado martes, decidió cambiar su puesto en la Sala junto a Carlos Larraín, presidente de RN.

Respaldada por los diputados que conforman Amplitud, Pérez se sentó en su nuevo puesto, ubicado al final del recinto. Sin embargo, el miércoles pasado, los senadores Antonio Horvath y Carlos Bianchi rechazaron la posibilidad de que la senadora integrara el comité de independiente, a pesar de la solicitud realizada por Carlos Cantero.

Según indica El Mercurio, de manera previa, la ex militante RN se comunicó con los independientes para ver si existía la posibilidad de que fuera contemplada en el comité. Sin embargo, en ese momento, los representantes de Democracia Regional le dieron a conocer su decisión de no incluirla.

“Lily renunció a RN, y ella manifestó su interés por trabajar en este comité, pero con Bianchi le hicimos ver de manera muy respetuosa que teníamos proyectos políticos distintos”, señaló Horvath, y agregó: “nosotros estamos al margen de la Nueva Mayoría y de la Alianza”.

Por su parte, Bianchi afirmó que “con Antonio resolvimos hacer nuestro comité de a dos, porque son proyectos absolutamente distintos. Ella está con un proyecto político junto con el Presidente Piñera y nosotros estamos con un proyecto que es de centro de verdad”.

Antes la negativa de Bianchi y Horvath, Cantero decidió salir de la comisión y crear una nueva junto con Pérez. “Lily Pérez va a hacer un comité conmigo, algo que es meramente de coordinación administrativa”, dijo el senador.

Cercanos a ambos, explican que este respaldo podría ser producto a que el año pasado, mientras se decidía la plantilla parlamentaria por la Alianza, la senadora le entregó apoyo a Cantero de manera pública para que compitiera por un cupo en RN.

El nuevo comité creado solo estará vigente durante la semana entrante, que será la última correspondiente al periodo legislativo antes del intervalo de febrero, y la primera semana de marzo, fecha en que Cantero dejará el Senado.

Vea también Guerra total: Lily Pérez aseguró que Ossandón es “un cobarde” y que traspasó “todos los límites de la decencia” y Ossandón sobre Amplitud: “Debieran cambiarse el nombre a ‘Servitud’, porque son un movimiento servil al piñerismo”