Las autoridades estimaron hoy que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre la demanda peruana ratifica la actual frontera marítima, si bien lamentan tener que ceder parte de su zona económica exclusiva.

A juicio del presidente Sebastián Piñera, la sentencia del alto tribunal de la ONU reconoce que existe un tratado de límites y “ha confirmado en lo sustancial los argumentos de la posición chilena”.

“El fallo confirma que Chile mantiene la casi totalidad de sus derechos de pesca y totalmente los de nuestros pescadores artesanales. Esto sin duda nos alegra”, enfatizó el mandatario chileno al leer una declaración pública en el palacio de la Moneda tras conocerse la sentencia.

En esta misma línea, la presidenta electa, Michelle Bachelet, manifestó que el fallo “ha reconocido la tesis chilena de que de el límite marítimo es el paralelo que pasa por el hito 1”.

“La existencia de un acuerdo sobre el hito 1 y el paralelo limítrofe fueron pilares de nuestra defensa y así lo entendió la Corte”, enfatizó en una declaración pública Bachelet, quien asumirá la Presidencia el próximo 11 de marzo.

Lo que menos gustó de la sentencia a las autoridades es que a partir de ahora la zona económica exclusiva comprendida entre las 80 y las 200 millas corresponde a Perú.

Tanto para Piñera como para Bachelet esta parte del fallo -que es inapelable y debe ser acatado por las partes en su totalidad- representa “una lamentable pérdida para Chile”.

Piñera se comunicó hoy con su homólogo peruano, Ollanta Humala, y también lo hizo con Bachelet, con quien incluso se reunió en el palacio de La Moneda para analizar la implementación del fallo en unas cita que contó con la presencia de los cancilleres en funciones, Alfredo Moreno, y designado, Heraldo Muñoz.

La reacción de los pescadores

Mientras tanto, pescadores y representantes de organizaciones sociales se congregaron este lunes en el puerto de Arica, ciudad fronteriza situada a 25 kilómetros de la peruana Tacna y a 2.051 de Santiago, para seguir en directo la lectura del fallo.

El desenlace del litigio marítimo entre Chile y Perú provocó reacciones dispares entre los pescadores, quienes en su mayoría estiman que la decisión adoptada por la CIJ perjudica sus intereses.

“No es menor lo que hemos perdido, pero no es lo que realmente pensábamos que íbamos a perder”, declaró Sergio Guerrero, presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de Arica.

Celac en Cuba

Horas después de conocer el fallo y tras mantener una reunión con sus respectivos colaboradores, Piñera y Bachelet acordaron viajar mañana a La Habana para asistir a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se celebra los días 28 y 29 de enero en la capital cubana.

“Tanto el presidente como la presidenta electa han considerado que es una buena idea viajar a esta reunión”, anunció hoy el canciller, Alfredo Moreno, quien les acompañará en esta visita junto con el ministro de Relaciones Exteriores designado por Bachelet, Heraldo Muñoz.

En esta cita, Piñera y Bachelet coincidirán con el mandatario peruano, quien también ha anunciado su asistencia a esta cumbre regional.

Tras conocer la resolución de la CIJ, los senadores chilenos, que celebrarán una sesión especial para analizar las repercusiones del fallo, valoraron que se acogiera la tesis del paralelo a partir del Hito 1, pero lamentaron “que ese límite se haya quebrado en la milla 80”.

Al respecto, el presidente Piñera destacó la importancia de que el fallo dado a conocer hoy por la Corte Internacional de Justicia de La Haya “reconozca y cautele en su total integridad las 12 millas que constituyen el mar territorial y soberano de Chile”.

En este sentido, el mandatario indicó que casi toda la pesca de la zona norte de Chile y la totalidad de la pesca artesanal “se produce íntegramente dentro de la zona económica exclusiva” de Chile reconocida por la Corte.

“Esto sin duda nos alegra”, enfatizó Piñera, quien no obstante puntualizó que en aplicación del fallo, Chile debe ceder derechos económicos en una zona de entre 20.000 y 22.000 kilómetros cuadrados” a pesar de que mantiene la libertad de navegación marítima y aérea en esa área.

El presidente recalcó que Chile y Perú aceptaron la jurisdicción de la CIJ y en consecuencia ahora deben cumplir el fallo, una tarea que “se implementará de manera gradual y requerirá de acuerdos entre las partes”.

“En la implementación de este fallo, este presidente (dijo de sí mismo Piñera), como estoy seguro también hará la presidente electa, tomará todas las acciones y medidas necesarias para proteger debidamente todos los legítimos derechos e intereses de nuestro país”.

En esta línea, Bachelet precisó que analizará la decisión de la Corte Internacional de Justicia para sopesar todas sus consecuencias.

“Trabajaré para que la sentencia sea gradual y concertada entre Chile y Perú. Esperamos que Perú aplique este fallo conforme al derecho del mar”, concluyó al presidenta electa afirmó.