El designado ministro de Relaciones Exteriores de Michelle Bachelet, Heraldo Muñoz, lamentó la decisión de la Corte Internacional de La Haya respecto al límite marítimo entre Chile y Perú.

“Nos parece que es una pérdida lamentable y dolorosa”, manifestó el futuro canciller, y agregó que “la posición chilena era que el paralelo se extendía hasta las 200 millas. La corte la fijó en las 80 millas y nosotros no compartimos esa posición”, dijo en una entrevista con TVN.

Sin embargo, y al igual que el Gobierno, recalcó que la Corte Internacional de La Haya confirmó los puntos principales de la posición chilena. “Primero, que había un acuerdo. Segundo, que el acuerdo estaba formado por el paralelo y tercero, que era un paralelo que pasa por el hito número 1. Eso es un componente fundamental de la posición chilena y fue reconocido por la corte”.

La Haya fijó que el paralelo del límite marítimo entre Chile y Perú se extiende hasta la milla 80, mientras que Chile pedía que llegara hasta las 200. Consultado sobre el origen de ese límite, Muñoz dijo que “las insinuaciones que se han dado es que es la practica pesquera la que informó ese punto de las 80 millas. Podrían haber sido cien o doscientas, nosotros creemos que deberían haber sido doscientas”, afirmó.

Además, confirmó que el Gobierno quiere realizar una reunión bilateral con Ollanta Humala en la cumbre de la Celac a realizarse en Cuba. “La idea fundamental es estar allá y aprovechar esa oportunidad para tener una reunión bilateral -con Ollanta Humala- y pensar los mecanismos para ejecutar el fallo”.

Respecto a la implementación del fallo, Muñoz recalcó que “tendrá que ser en función de ambos países, que están obligados a concretarlo. Es un fallo de validez inmediata y su ejecución será gradual y dependerá de los ajustes que se tendrán que hacer. Hay cambios legislativos que se deben hacer. En todo caso, Chile va a actuar de buena fe en el cumplimiento del fallo pero salvaguardando los intereses nacionales”, manifestó el futuro canciller.

Además, dijo que el fallo de La Haya “abre una ventana de oportunidad” para un nuevo trato entre los dos países, con mayor “cooperación”.