El mandatario de Uruguay, Pepe Mujica, manifestó en su intervención en la Celac, que se celebra en La Habana, que “la globalización es un hecho que va camino del desastre si no somos capaces de vertebrar un programa de conciencia. Pero hay que entender que la integración necesita aparatos especializados, preocupación permanente, necesita sembrar una cultura”.

Mujica -que tiene a su secretaria posando en bikini en Chile- centró su discurso ante los otros mandatarios en el desarrollo de un nuevo tipo de progreso, en busca de la “felicidad humana”.

“No hay un mundo perfecto, hay un suma y resta. Tenemos que integrarnos por nuestro propio desarrollo, pero el desarrollo no es solo sumar riquezas o aumentar consumo, es la lucha por la felicidad humana”, señaló el líder uruguayo, agregando que la vida “no se puede esclavizar”, “no se debe perder”. “No puede intentarse desarrollo contra la felicidad humana. Eso no sería desarrollo”, dijo el mandatario según consigna RT.

En un mensaje para los presidentes latinoamericanos, Mujica dijo que debían unirse. “Nos tenemos que juntar los latinoamericanos para gritar a este mundo de la responsabilidad que hay con la vida”, sugirió.

“Tengo absolutamente claro que no se reparte la miseria y nada ha demostrado que tenga más fuerza creadora en este planeta que la economía capitalista que ha revolucionado la historia de la humanidad en tecnología y en ciencia, pero ha significado el acrecentamiento en nuestra cultura del egoísmo y de la pérdida de la fraternidad humana”, manifestó.