El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que no aceptará “grupos violentos” en las filas del chavismo y pidió que quien quiera combatir con armas se vaya de ese movimiento.

“No acepto grupos violentos en el campo del chavismo y la revolución, quien quiera tener armas para combatir con armas que se vaya del chavismo, así lo digo y lo digo con cuatro pares de voluntades que sí tenemos porque nosotros no somos cobardes”, gritó Maduro en un acto ante sus seguidores en Caracas.

“No acepto violencia en el campo del chavismo, no, nosotros tenemos que ser un ejército, sí, pero tenemos que (…) ser el ejército de la paz, el ejército de la luz, el ejército del socialismo”, agregó.

Maduró llamó “a toda Venezuela a combatir en las calles por sus ideas, por sus valores, en un debate de altura con respeto a los derechos del pueblo, sin violencia”.

“Quiero decirlo claramente aquí, aquel que se llegara a poner una camisa roja con la cara de Chávez y sacara una pistola y agrediera a otro venezolano, ese no es chavista ni revolucionario, iría a la cárcel igualmente”, añadió.

Las palabras de Maduro se producen después de que el miércoles una manifestación en Caracas contra el Gobierno degeneró en enfrentamientos que concluyeron con dos muertos en el centro de Caracas y decenas de heridos.

Ese mismo día en horas de la noche en el este de la capital venezolana otro joven murió tiroteado en los alrededores de otra manifestación de estudiantes.