El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, se refirió a las críticas surgidas desde la derecha por el retiro de tres proyectos de Educación presentados por la administración de Piñera por parte del actual gobierno. El número dos de La Moneda dijo que la posición que asumirán es de diálogo, pero cumpliendo lo prometido en el programa. De los dichos de Jaime Quintana –quien sustituyó el concepto de “aplanadora” por “retroexcavadora” para referirse al nuevo escenario en el Parlamento-, la autoridad apuntó que como gobierno “no perderemos el rumbo”.

“Nosotros no vamos a pasar una aplanadora, vamos a poner aquí una retroexcavadora, porque hay que destruir los cimientos anquilosados del modelo neoliberal de la dictadura: El lucro, la selección, la discriminación y la mala calidad”, esos fueron los dichos que el senador PPD Jaime Quintana lanzó a propósito del retiro de los proyectos en materia educacional. En esta jornada Rodrigo Peñailillo le bajó el fuego a las declaraciones del parlamentario de su propia tienda, pero insistió en que el gobierno ha actuado acorde a lo estipulado en el programa. “Los proyectos que antes dijimos que no íbamos a respaldar son proyectos que claramente van en un sentido contrario” añadió.

“Aquí ni aplanadora, ni retroexcavadora, aquí de lo que se trata es de dialogar, pero dialogar con un sentido, dialogar para avanzar en el programa de la presidenta Bachelet, porque lo que la gente espera es que lo antes posible iniciemos el proceso de cambio el cual se ha aprobado en la elección presidencial del año pasado y ese es el camino que el gobierno va a seguir adelante con todas las fuerzas que están en línea con las demandas ciudadanas de Chile”, sostuvo el ministro del Interior en La Moneda.

Los proyectos en cuestión son el de financiamiento de la educación superior, la superintendencia, y la “Agencia Nacional de Acreditación”, los que para el gobierno de Bachelet van en “una línea que ve a la educación como un bien de consumo y lo que nosotros hemos dicho es que la educación es un derecho social y por lo tanto esos proyecto es uno que es más de lo mismo”, aclaró Pañailillo.

Según el brazo derecho de la presidenta los contrastes con las pretensiones de la Alianza son claros: “Los proyectos que antes dijimos que no íbamos a respaldar son proyectos que claramente van en un sentido contrario, van en el sentido de consolidar un modelo educativo que no compartimos, va en la línea contraria entonces al proyecto político nuestro que ve la educación como un derecho social”.

En relación a los dichos de Quintana y la coordinación de La Moneda con los partidos oficialistas, Pañailillo señaló que “en los partidos de la coalición desde hace ya mucho tiempo yo lo que he visto es un trabajo muy maduro, de pensar en Chile, de pensar en las necesidades que la ciudadanía ha expresado, y este tipo de declaraciones no pueden empañar algo que es muy de fondo, que es la construcción de una nueva coalición política de largo aliento”.

Finalmente el ministro del Interior de Bachelet declaró no prestar demasiado atención a la interpelación que preparan en su contra los partidos opositores por los despidos en el sector público y el nombramiento de autoridades provinciales. “La relación que quiera tener la oposición con el gobierne le atañe a ellos y por lo tanto es una decisión de ellos. Nosotros como gobierno no vamos a perder un minuto en cumplir nuestro programa”, agregó.