El diputado DC y presidente de la comisión de ética de la Cámara, Patricio Vallespín, calificó como “procedentes” los montos destinados a “asesorías legislativas externas” en el Congreso, los que en los últimos dos años se dispararon hasta los 6.000 millones de pesos.

“Las cifras tienen una explicación y eso es lo que hay que entender. Cada diputado tiene alrededor 2 millones 200 mil pesos al mes desde hace dos años, porque efectivamente no se podía ejercer una función legislativa pertinente”, explicó en entrevista con radio Cooperativa.

“Obviamente que depende en qué condiciones se haga, cómo se realice y, en ese sentido, ese es el debate que habría que instalar. Que existan 2 millones 200 mil pesos por mes para cada diputado para asesorías legislativas en todos los temas procedentes, es absolutamente pertinente e incluso mucho menos que en otros países que tienen asesorías legislativas potentes”, agregó.

Según Vallespín, hay “muchos parlamentarios, como en mi caso y muchos de la UDI, que entregan esto a instituciones académicas y ONG sin fines de lucro que hacen investigación, y nos entregan sendos documentos y asesorías en esas materias. Hay otros que contratan a personas naturales en los temas que a ellos les interesan, aunque depende de la función que quiera priorizar cada parlamentario”, detalló.

“Que existan asesorías en los parlamentos es fundamental, porque sino no se puede hacer la tarea legislativa fiscalizadora de buena manera. Eso está en todos los países del mundo y eso es bueno”, concluyó.