Diputados de oposición presentan propuesta a Eyzaguirre e insisten en enfocar discusión en calidad

Cerca de dos horas estuvieron reunidos con el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, los diputados de la oposición María José Hoffmann, Jaime Bellolio y Romilio Gutiérrez, de la UDI, Joaquín Godoy (Amplitud) y Felipe Kast (Evópoli), con el fin de exponer al secretario de Estado la propuesta “Por una educación de calidad”.

El documento responde al trabajo que, junto a sus pares José Antonio Kast (UDI) y Germán Verdugo (RN), el grupo de parlamentarios preparó con el fin de que el Gobierno recoja las inquietudes del sector en la reforma educacional anunciada por el Ejecutivo.

Así, la cita de este jueves -que fue solicitada por los diputados- buscaba exponer al ministro “los principios que sustentan nuestra visión sobre cómo entregarle a Chile una educación de calidad”.

Al respecto, Bellolio advirtió que “nosotros queremos poner el foco no en los fierros, no en los ladrillos, no en el RUT de los sostenedores, sino que en la calidad, desde la perspectiva de un eje triangular: los alumnos, sus familias y los profesores”.

El legislador expresó que, para ello, “el énfasis debe estar puesto en invertir más en educación inicial, en educación básica y media y en tener mejores profesores”.

Aunque Bellolio dijo que “hemos recibido buenas perspectivas del ministerio respecto de que algunas de nuestras propuestas pueden ser acogidas, tenemos dudas acerca de muchas materias”.

En esta línea, el diputado Godoy precisó que “quedamos muy preocupados. Tenemos total incertidumbre respecto de cuáles van a ser los énfasis de esta reforma, no sabemos si esta idea de lograr igualdad se va a transformar realmente en inequidad”.

“Le preguntamos (al ministro) en qué se van a gastar los recursos y no sabemos si los profesores, que son el corazón de la reforma educacional, van a ser el vuelto de la reforma tributaria. Sentimos que la mano va para allá, que va mucho más en acallar movimientos sociales que en hacer una reforma profunda mejorando la calidad de la educación”, afirmó Godoy.

Y es que, según precisó el parlamentario de Amplitud, la gratuidad en educación superior significaría cerca de US$ 4.000 millones y la disminución del déficit estructural, otros US$ 2.000 millones, en tanto que la reforma tributaria recaudaría US$ 8.200 millones. “O sea, quedaría el vuelto de la reforma tributaria para ponerlo donde realmente nos interesa, que son los profesores y nuestros niños más pequeños”, concluyó.

En este contexto, Felipe Kast subrayó que “le hemos planteado al ministro la propuesta de nuestra coalición para que tengamos dos énfasis; primero que -ojalá- más del 80% de los recursos de la reforma educacional vayan donde se genera la desigualdad en Chile, que es la educación preescolar. Eso significa duplicar la subvención que hoy reciben los colegios más vulnerables”.

En segundo lugar, el diputado de Evopoli destacó “el derecho de todo niño a tener profesores de calidad, y eso significa pedirle al Colegio de Profesores que sea un aliado y que esté dispuesto a poner a los niños por delante”.

Además, Kast dijo que “estamos de acuerdo en que no tiene que existir selección al inicio de la educación escolar, cuando los niños tienen 5 ó 6 años; pero que un niño de 14 años no pueda aspirar a un colegio de mejor calidad porque el Estado le dice que no, nos parece que es una muy mala noticia y esperamos que el ministerio, en esta materia, corrija su rumbo”.

The Clinic Newsletter
Comentarios