Una mujer de 45 años, madre de tres hijos, se convirtió este fin de semana en la víctima número quince del delito de femicidio en Chile, tras ser apuñalada mortalmente por su marido en la sureña localidad de Lota, según informaron hoy fuentes policiales y gubernamentales.

María Loreto Zenteno, cuyo hijo menor tiene once años, fue agredida por su marido en el sector Bellavista, de esa localidad de la región del Bío Bío, situada a 545 kilómetros al sur de Santiago y murió a causa de una herida de cuchillo en la región toráxica.

El autor del crimen se entregó voluntariamente a la policía y comparecerá este lunes ante un tribunal de garantía de Lota para ser imputado formalmente, señalaron las fuentes.

Valentina Medel, directora regional del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) dijo que la víctima había denunciado anteriormente agresiones de su esposo y fue usuaria de un programa de protección del organismo entre julio y diciembre de 2013, en el que recibió atención sicológica y jurídica.

La pareja estaba actualmente separada y sobre el marido pesaba un a orden de prohibición de acercarse a su mujer que, no obstante, le permitía visitar periódicamente a sus hijos.

Según cifras del Ministerio Público, entre los años 2007 y 2012 273 chilenas murieron a manos de sus maridos, convivientes o novios, 34 de ellas ese último año, mientras de acuerdo con datos del Sernam el año pasado las víctimas llegaron a 40.

De esas cuarenta mujeres asesinadas, más de la mitad habían denunciado previamente a sus victimarios por maltratos físicos o sicológicos y muchos de ellos tenían orden de restricción o medidas cautelares que les prohibían acercarse a ellas.