Cuatro mujeres que estuvieron detenidas en Villa Grimaldi durante la dictadura, denunciaron haber sufrido violencia sexual en su paso por el centro de tortura.

Según consignó radio BíoBío, esta mañana, presentaron una querella ante la Corte de Apelaciones de Santiago, para que el caso sea investigado por uno de los siete jueces que se dedican a casos de derechos humanos. En el libelo dos de las víctimas, Alejandra Josafel y Soledad Castillo, detallan las torturas que vivieron luego de su detención en 1973.

La acción judicial fue interpuesta por el abogado Hirám Villagra.