El Ministerio Público resolvió no imputar a la Presidenta Michelle Bachelet en el marco de la investigación judicial por el Caso Tsunami, lo que fue comunicado en la acusación que la fiscal Solange Huerta formuló contra otros seis implicados en el juicio: el ex subsecretario del Interior Patricio Rosende; la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández; el ex jefe de turno Johazziel Jamett; el director del SHOA Mariano Rojas; y sus asesores Andrés Enríquez y Mario Andina.

Según consigna El Mercurio, en el documento se asegura que en esta querella “no es posible imputar responsabilidad penal (contra Bachelet), conforme a los antecedentes allegados a la investigación”.

Esto, porque la fiscal Huerta estableció que las muertes y desapariciones durante el 27-F están bajo la figura de posibles infracciones reglamentarios que están enmarcadas en el Plan Nacional de Emergencia y en la conformación del Comité de Operaciones de Emergencia, instancias dirigidas por el Ministerio de Interior de la época.

Por tanto, la Fiscalía citará a la Mandataria a declarar en el juicio en calidad de testigo, procedimiento que dada su calidad de Presidenta podrá realizar donde estime conveniente.