Foto: La Voz de San Justo

Seis policías fueron detenidos en la provincia central argentina de Santa Fe acusados de haber atado a un joven a una cruz a modo de crucifixión y ponerle un cartel que decía “no robarás”, informaron hoy fuentes oficiales.

Entre los detenidos figura el exjefe de la comisaría de la localidad santafesina de Frontera, Carlos Flores, su segundo en jerarquía, Francisco Campos, y otros 4 policías que prestan servicios en esa dependencia.

De los doce policías detenidos ayer, seis recuperaron la libertad en las últimas horas, informó hoy el secretario de Seguridad santafesino, Matías Drivet.

“Los que continúan detenidos afrontan varios cargos, como incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos agravado. Fueron puestos a disponibilidad dada la gravedad de los hechos investigados”, dijo Drivet a medios locales.

Los policías son investigados por presuntamente haber detenido y vendado a Víctor Robledo, de 27 años.

Robledo fue encontrado con síntomas de hipotermia en la madrugada del pasado jueves en la localidad cordobesa de San Francisco, en la que apareció vendado como una momia, atado a una cruz y con un cartel que decía “no robarás” pegado a su torso.

Al ser rescatado por la Policía, el joven acusó a policías de Frontera y a raíz del episodio se abrió una causa que derivó en las seis detenciones.