130424081000_dolares_464x261_afp_nocredit

Osama Saleh, un yemení residente en Nueva York, recibirá una compensación de 4,7 millones de dólares después de que la empresa en la que trabajaba no hiciese nada cuando fue atacado e insultado por un compañero a causa de su nombre y origen, informó hoy el diario New York Daily News.

Saleh recurrió a la Justicia tras ser golpeado por un colega, que le fracturó un pómulo, y que además se refirió a él repetidamente como “terrorista” y “Bin Laden”, en referencia al fallecido líder de Al Qaeda con el que comparte nombre de pila.

Un jurado federal falló el viernes a favor del demandante y ordenó una compensación de 4,7 millones de dólares por asalto, daños emocionales sufridos y negligencia por parte de la empresa, según el periódico.

La tienda -que supuestamente restó importancia a los hechos y no tomó medidas contra el agresor- tiene opción de presentar una moción ante el juez para reducir la cuantía del veredicto, añadió el New York Daily News.

“Ser llamado terrorista y Bin Laden es como un insulto y un agravio para mi y mi raza”, dijo Saleh, de 27 años, al diario.