Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

24 de junio de 2014

CDE se querella por espionaje informático tras filtración de adopciones desde servidor del Sename

De acuerdo al libelo que obtuvo The Clinic Online, los hechos ocurrieron el 4 de noviembre de 2013. En la oportunidad, la jefa de adopciones Raquel Morales recibió información de la Fundación San José, de que en internet circulaban datos relativos a niños y niñas y sus familias adoptivas, relacionados a links del Sename. El organismo los “bajó” de inmediato, pero de nada sirvió porque de todas maneras era posible hallarlos por google. Según el CDE, el sistema fue comprado a la empresa Argentis, que prestaba el soporte al momento del hecho. De allí que solicitó a la Fiscalía Centro Norte que declare el representante de la firma, los “informáticos” del Sename y que la PDI realice un peritaje informático para saber quién y cómo llegaron los datos -que por ley son confidenciales- a la World Wide Web.

Por

sename-logo

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló por el delito de espionaje informático en contra de quienes resulten responsables, luego que se filtraran desde el servidor del Servicio Nacional de Menores (Sename) a la red, antecedentes de adopciones los que por ley son secretos. El libelo fue ingresado el 20 de junio en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago.

De acuerdo a la querella a la que accedió The Clinic Online, los hechos ocurrieron el 4 de noviembre de 2013. En la oportunidad, la jefa de adopciones Raquel Morales recibió información por parte de la Fundación San José, de que en internet circulaban datos relativos a niños y niñas y sus familias adoptivas, que se hallaban relacionados a links del Sename.

El servicio procedió a bajar de inmediato la información de su sistema para evitar que incluso los funcionarios tuvieran acceso. Sin embargo, de acuerdo a la querella, de nada sirvió, ya que a través de google quedaron de todas formas los archivos disponibles para los internautas.

Atendido los hechos, el Sename denunció el 11 de noviembre de 2013 a la fiscalía y el 13 del mismo mes puso los antecedentes en conocimiento del CDE -e inició un sumario interno -aún en tramitación- que corrió en paralelo a una indagatoria del Ministerio Público Centro Norte.

Muy bonito

El sistema informático del Sename había sido adquirido el 27 de diciembre 2011 a la empresa Argentis, “que era la encargada de establecer los resguardos de la información de este organismo”, sostiene el libelo.

Pues bien, la compra incluyó la licencia del software, el diseño, implementación y mantención de la interfase llamada “Neoporta” que duraba 12 meses. Así las cosas, y habiendo transcurrido dos días desde que se cumplió dicho plazo -el 26 de diciembre de 2012- Argentis informó “que comenzaba el período de soporte”.

De allí que cuando ocurrió la filtración el sistema se encontraba bajo garantía, lo que implicaba que Argentis realizaba un soporte remoto al sistema. “Es decir, Argentis tenía un acceso seguro a través de VPN a los servidores del Sename y base de datos”, se lee en la acción legal. Y no sólo la firma pudo conocer la información, señala el libelo, sino también funcionarios del servicio y los administradores internos de la web institucional.

Peticiones

El CDE solicitó a la fiscalía que el Ciber Crimen de la PDI realice un peritaje informático para que establezca desde qué terminal se accesó a los datos reservados de las adopciones, como también la dirección IP y cómo llegaron a la World Wide Web.

Asimismo, que declare el representante de la empresa Argentis en el mismo sentido “y qué control ejercía esa empresa respecto a la seguridad de la información del sistema”.

En esa línea el CDE también pide que depongan en la fiscalía José González Bruna, entonces jefe del Departamento de Planificación, al webmaster César Verdejo y a Juan Pablo Mattmann funcionario de la Unidad de Informática. Y por último se allegue una copia del sumario administrativo realizado a raíz de los hechos.

Lea la querella completa

filtrac

Notas relacionadas