brasil hinchas efe

Brasil se despidió del Mundial del que fue anfitrión con una nueva derrota humillante, merecidamente abucheado por sus hinchas y con récords negativos, coincidió hoy la prensa brasileña al reseñar la caída por 3-0 frente a Holanda en el partido por el tercer lugar de la competición.

Los diarios brasileños destacaron que, entre otros récords negativos, Brasil terminó el Mundial con 14 goles encajados, el mayor número sufrido por un anfitrión y por Brasil en todos los mundiales; y con dos derrotas consecutivas, algo que no ocurría hacía 40 años.

“Brasil repite los errores, cae ante Holanda y queda cuarto”, “Fuera de combate”, “Brasil encaja tres en despedida melancólica”, “Despedida melancólica”, “Una nueva humillación”, “Brasil se despide con nueva vergüenza” y “Deprimente” fueron algunos de los titulares de la prensa brasileña este domingo.

El diario O Estado de Sao Paulo informó de que la expectativa del seleccionador Luiz Felipe Scolari de despedirse del Mundial de forma honrosa tras la eliminación en semifinales por la goleada de 7-1 ante Alemania se frustró.

“Brasil se despidió del Mundial abucheado por sus hinchas. Un gesto de decepción de los aficionados que invirtieron toda su pasión en la selección y se sintieron traicionados”, afirmó el diario paulista.

Para el diario Folha de Sao Paulo, pese a que el cuarto lugar fue la mejor posición obtenida por Brasil desde el título en 2002, el desempeño en el último partido no calmó la frustración de la afición, que esperaba el título en casa y abucheó a su selección.

“Brasil fue inferior y repitió los errores cometidos en la humillante derrota ante Alemania el martes. Con el resultado la selección acumuló récords negativos: sufrió el mayor número de goles de su historia en un Mundial y tuvo el peor aprovechamiento desde 1974”, según este diario de Sao Paulo.

Según el matutino O Globo, la propia actuación de la selección frente a Holanda desmintió al seleccionador, que insistía en que Brasil sólo sufrió un apagón de seis minutos ante Alemania y que había disputado un buen Mundial.

“Holanda exhibió los poderes de la naranja para arrojar ácido en las heridas de la selección brasileña y dar un efecto continuado al descontrol del equipo de Scolari. Por primera vez en 40 años, el fútbol brasileño salió de escena con dos derrotas seguidas en una campaña en la que sólo tuvo tres victorias y sufrió más goles (14) que los que anotó (11)”, informó el diario de Río de Janeiro.

El diario deportivo Lance publicó en toda su portada una falsa carta en la que un hincha exige que el técnico presente su renuncia porque los hinchas ya no aguantan tanta humillación.

“Afectada y desfigurada, la selección se despide con una nueva derrota y récord de goles en su historia y para un anfitrión de un Mundial. Podía haber sido peor, algunos jugadores, totalmente afectados y fuera de sintonía, fueron el retrato de las ruinas de una selección”, de acuerdo con el diario deportivo.