Fundación Jaime Guzmán valoró la sentencia contra Enrique Villanueva

Enrique Villanueva

La Fundación Jaime Guzmán Errázuriz valoró la sentencia contra el ex integrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Enrique Villanueva Molina, quien fue condenado a cinco años de presidio remitido, por el ministro en visita Mario Carroza, por su responsabilidad como autor intelectual del crimen del senador de la Unión Demócrata Independiente, ocurrido el 1 de abril de 1991.

Por medio de una declaración pública, el organismo presidido por el ex senador de la UDI, Jovino Novoa, dijo que “valora el resultado de la investigación y la sentencia, ya que califica este homicidio como un acto ligado al terrorismo y sitúa a Villanueva como miembro de la cúpula del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, señalando que ‘en la época esta organización se regía por una estructura organizada con línea vertical’. Además, como sostiene el fallo, la misma agrupación reconoció haber ideado, planificado y ajusticiado a Jaime Guzmán”.

“Por consiguiente, el resultado acredita la decisión de un grupo de terroristas de asesinar a un senador en ejercicio, violando los derechos humanos individuales y sociales”, acotó.

Seguidamente, instó al Ejecutivo “a adoptar las medidas necesarias, para que el resto de las personas inculpadas en el asesinato sean juzgadas y cumplan sus condenas en Chile. Nos referimos a Ricardo Palma Salamanca (‘El Negro’), Juan Gutiérrez Fischmann (‘El Chele’), Mauricio Hernández Norambuena (‘Ramiro’), Sergio Galvarino Apablaza Guerra (‘Comandante Salvador’), Julio Escobar Poblete (‘Comandante Emilio’) y Marie Emmanuelle Verhoeven (‘Comandante Ana’); los cuales han encontrado protección en países como Cuba y Argentina o por resoluciones de tribunales extranjeros, que son ofensivas, ya que desconocen la plena vigencia en Chile del Estado de Derecho”.

“Invitamos a la comunidad nacional e internacional y a las fuerzas democráticas a colaborar en la búsqueda y sanción de este crimen, que tuvo como finalidad el intento de quebrantar la institucionalidad chilena. El asesinato de un senador en pleno ejercicio de sus funciones no puede quedar sin castigo. En materia de terrorismo y derechos humanos todos los hechos delictuales deben ser perseguidos, sea cual sea la posición doctrinaria o política de la víctima”, añadió.

Comentarios