Corfo acorrala a ex yerno de Pinochet: SQM podría perder zona que sustenta el 75% de sus ventas

Una demanda ingresada por Corfo, por el no pago de rentas de arrendamiento y no proteger los terrenos arrendados que tiene para explotar litio, más las denuncias de inscripción dolosa de terrenos fiscales, tienen a la minera no metálica controlada por el ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou, contra las cuerdas. A la opción de pagar una indemnización por el royalty no cancelado completamente, la compañía corre el riesgo de perder un tercio de sus terrenos en la zona desde la cual consigue el 75% de sus ventas totales.

Litio Salar de Atacama A1

Un tercio menos de terreno en el Salar de Atacama para explotar litio y otros minerales. Eso es lo que podría perder el gigante minero controlado por Julio Ponce Lerou -ex yerno de Augusto Pinochet y uno de los principales investigados por el caso Cascadas-, con la demanda interpuesta por Corfo para terminar con los contratos de arriendo en esa zona 16 años antes de lo pactado, más una indemnización de 8,9 millones de dólares.

Un tremendo dolor de cabeza para la minera no metálica líder mundial en explotación de litio, quien es acusada de no pagar completamente el royalty por el uso de 28.054 pertenencias mineras en la zona principal de explotación de la compañía y no proteger esos mismos terrenos fiscales.

Una acusación que supone un duro golpe para la minera y que se suman a la denuncia de inscripción de terrenos fiscales a su nombre, en la misma zona desde donde extraen las materias primas para el 75% de las ventas totales de la compañía.

Arriendo protector

Según la demanda de Corfo, a la que tuvo acceso The Clinic Online, la corporación que hoy dirige Eduardo Bitrán acusa a SQM Salar S.A., filial de la minera líder en extracción de litio en el mundo, de cambiar unilateralmente los términos de pago del royalty por un supuesto cambio al contrato de arrendamiento con la corporación estatal, sin un documento escrito aprobado por el Consejo de Corfo y el Vicepresidente de la Corporación, su autoridad máxima.

De esta forma y según señala Corfo, SQM no pagó completamente la renta desde el 1º de enero de 2009 a la fecha por el arriendo de las 28.054 pertenencias mineras que les fueron conferidas en el contrato con la estatal. De esa zona, la empresa puede extraer un límite máximo de 180 mil toneladas anuales sólo en 16.384 pertenencias mineras del total arrendado.

Según Corfo, “es usual en estas materias, que las rentas de arrendamiento de los contratos vinculados a la minería, se calculan sobre los precios reales de mercado de los productos, y no de los precios asignados en operaciones entre partes relacionadas, que corresponden a verdaderos precios de transferencia”.

Por esa razón, el pago de esos arriendos “es insuficiente, no es íntegra y no corresponde a la renta que se debió pagar, incumplimiento que ha causado a la Corporación perjuicios millonarios” a la minera, que tiene como representante legal a Patricio De Soliminihac, hermano del ex ministro de minería durante la administración, Hernán de Soliminihac.

Sin embargo, SQM respondió mediante un hecho esencial a la SVS a la investigación arbitral que por aplicación de las normas legales relativas a la interpretación de contratos, éste habría sido modificado en lo relativo a la forma de determinar y pagar las rentas de arrendamiento pactadas, por lo que la acusación de Corfo no tendría asidero.

Chao Salar de Atacama

Pero además, SQM habría incumplido otro aspecto del contrato, que lesiona directamente los intereses de la estatal. Tras una denuncia realizada por la Cámara Nacional de la Minería del Litio en noviembre de 2012, acusando a la compañía minera de inscribir 13 pertenencias mineras fiscales a su nombre en el Salar de Atacama.

Tal denuncia también se encuentra en la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), tras la acusación realizada por Renta General Compañía de Seguros de Vida S.A., ligada al también empresario minero del litio Francisco Javier Errázuriz, que señala que SQM omitió, en sus informes financieros del primer trimestre de 2014, información sobre “infracciones al contrato de arrendamiento consistentes en haberse constituido 13 pertenencias mineras supuerpuestas a las arrendadas a Corfo”.

Ante eso, SQM respondió que no existe la supuesta infracción denunciada y que las 13 pertenencias mineras son de dominio exclusivo de Corfo, que representan cerca del 1% del área total de las pertenencias mineras entregadas a SQM Salar para que ésta las protegiera y que SQMS “ha efectivamente protegido y mantenido vigentes y amparadas a satisfacción”.

Según la Cámara de Minería del Litio, esta es la razón por la que Corfo demandó a SQM de no resguardar su patrimonio y pide actualmente el término anticipado del contrato de concesión, que se extiende hasta diciembre de 2030 en esa zona.

Esto se tradujo que en la demanda la corporación estatal acuse a SQM Salar de no cumplir con su obligación contractual de “proceder al resguardo e integridad de las pertenencias mineras referidas en el contrato”, correspondientes al total de las 28.054 pertenencias mineras.

Según el texto, esto significa mantener, reponer y conservar en los hitos o linderos del perímetro del grupo de pertenencias mineras, y colocar en su lugar lo que se haya destruido o derribado, según fuera el caso.

De esta forma, la empresa no cuidó el terreno fiscal que explota desde el 12 de noviembre de 1993, cuando adquirió las sociedades Amsalar y Molibdenos y Metales S.A. y pasó a controlar el 75% de la empresa que extrae minerales del Salar (antes llamada Minsal S.A., hoy SQM Salar S.A.) ubicado en la Región de Antofagasta.

SQM, en tanto, señala que ellos no asumieron obligación alguna con la construcción o reconstrucción de los linderos y que ello no afectaría y tampoco impediría el ejercicio de su obligación de defender la subsistencia de dichas 28.054 pertenencias. Por el contrario, dicen que sería obligación de Corfo, en su calidad de concesionario, el mantener y conservar el perímetro.

Por todo lo anterior, Corfo pide una indemnización de al menos US$8.940.829 más intereses y un 30% del daño material que determine el juicio arbitral. Pero más allá de la cifra, lo preocupante para SQM en que solicita “la resolución o terminación anticipada del contrato, con indemnización de perjuicios causados como consecuencia del incumplimiento de la demandada”.

En términos prácticos, que significaría el pago de los arriendos de la zona hasta diciembre de 2030 -fecha de término del contrato entre ambas partes- y la pérdida de la zona donde SQM extrae actualmente la materia prima para más del 75% de sus operaciones, que según su Memoria Anual de 2013 representó unos US$ 2.200 millones.

El mismo contrato señala que Corfo no permitirá que ninguna otra persona más que SQM explore, explote o trabaje ningún recurso mineral en 147.000 hectáreas del Salar de Atacama, incluidas las 140.000 hectáreas del arriendo.

Actualmente del Salar de Atacama SQM extrae carbonato de litio e hidróxido de litio, además de cloruro de potasio, sulfato de potasio, ácido bórico y cloruro de magnesio. Sin embargo, sólo extrae litio de esa zona y el Salar del Carmen, del que sólo producen anualmente 48 mil toneladas de litio y 6 mil toneladas de hidróxido de litio.

En el Salar, SQM tiene instalaciones que cubren 4.122 hectáreas en la zona y dichas instalaciones tienen un valor libro de US$786,4 millones, según su Memoria Anual 2013.

Comisión del Litio

Independiente de esta demanda, el Gobierno constituyó una Comisión Nacional del Litio, liderada por la ministra del ramo, Aurora Williams, que tiene como objetivo generar una propuesta de política pública en torno a la explotación de ese mineral.

Al constituir la mesa, el ministerio señaló que el trabajo busca “incorporar a la extracción de este mineral un valor agregado, y potenciar el uso de nuestros recursos naturales, y verlos como una oportunidad de desarrollo, respetando el medio ambiente y su biodiversidad como así también las comunidades que viven en los sectores donde éste se encuentra”.

La instancia entregaría en octubre próximo una propuesta a la Presidenta Bachelet.

Se pidió a representantes de Corfo conversar con The Clinic Online para este reportaje. Desde la entidad respondieron que no se van a entregar declaraciones mientras se mantenga en desarrollo el juicio arbitral que lidera Héctor Humeres, del Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago. SQM no respondió a nuestros llamados hasta el cierre de esta edición.

Acá la demanda de Corfo a SQM:

The Clinic Newsletter
Comentarios