Cámara oculta descubre pago de coimas de constructora a funcionario de pavimentación de Santiago

Una cámara oculta instalada en la oficina institucional de Sergio Elgueta, el subjefe de pavimentación, reveló el pago hecho por Rafael Bacceliere, uno de los dueños de Pehuenche. El registro llegó en un pendrive anónimamente a la oficina de la jefa jurídica de la sede edilicia, que realizó un sumario administrativo, donde Elgueta reconoció haber recibido plata como “donaciones desinteresadas” debido a un problema de salud, siendo destituido. La firma realiza labores del rubro no sólo en Santiago -donde estuvo a cargo de la remodelación del Parque Forestal- sino con municipios capitalinos y regionales. El otro propietario de Pehuenche es Carlos Zeppelin, presidente del Comité de Obras de Infraestructura Pública de la Cámara Chilena de la Construcción. El caso quedó en manos de la fiscal Centro Norte Macarena Cañas.

tohá A1

En enero pasado, la jefa jurídica de la Municipalidad de Santiago, Daniela Cañas, llegó a su oficina como todos los días. En su escritorio encontró un papel en blanco con un prendrive. La profesional prendió su computadora y puso el dispositivo de almacenamiento para saber qué contenía. Su sorpresa fue mayúscula: el subjefe de Pavimentación, Sergio Droguett Elgueta, aparecía filmado en su oficina con una cámara oculta y nada menos que recibiendo una coima de parte del dueño de la constructora Pehuenche, Rafael Bacceliere Moles.

Cañas, luego de informar a la alcaldesa Carolina Tohá (PPD), ordenó la realización inmediata de un sumario administrativo para aclarar la situación. En la indagatoria, Droguett Elgueta no pudo negar el hecho y reconoció que Bacceliere le había entregado dinero en al menos tres oportunidades que sumaban 1,5 millones. Según declaró en la indagatoria interna se trataba de “donaciones desinteresadas”, ya que había pasado por un mal momento económico, atendido que enfrentaba problemas de salud.

Insistió que pese al pago, jamás estuvo en juego su desempeño como funcionario público. Sin embargo, su defensa de nada sirvió y pese a tener más de 34 años de servicio fue destituido, a poco más de un mes de jubilar y sin pensión.

Al mismo tiempo la Municipalidad hizo una denuncia al Ministerio Público Centro Norte, quedando el caso en manos de la fiscal de la Unidad de Delitos de Alta Complejidad, Macarena Cañas.

Cruces

El 15 de mayo, en tanto, Droguett Elgueta, presentó una querella criminal en contra de quienes resulten responsables por haberlo grabado sin su autorización.

En la acción legal a la que accedió este diario, el ex funcionario municipal, explicó que fue mal interpretado, luego que la autoridad observara las imágenes, las que asegura nunca fueron autorizadas, toda vez que nadie podía acceder a su oficina y que sólo otros empleados que allí laboran compartían el espacio.

“Fui víctima de una verdadera puesta en escena por parte de funcionarios públicos, quienes, a sabiendas de mi relación con el señor Baccelliere, violaron la intimidad de mi oficina para, una vez captadas imágenes privadas, manipularlas de tal forma que se instruyera un sumario en mi contra”, señala la acción legal. Sus abogados patrocinantes, Jorge Ponce y Matías Künsemüller declinaron hacer comentarios.

En tanto, el 25 de junio, la municipalidad presentó una querella criminal por el delito de cohecho en contra de Droguett Elgueta y de soborno dirigida contra Baccelliere Moles.

Según el libelo, Pehuenche mantiene contratos de pavimentación desde la administración del ex alcalde Joaquín Lavín, los que han sido renovados “sucesivamente por períodos de cuatro años”, lo que indicaría que las coimas podrían venir de mucho tiempo antes.

Con todos

Ahora bien, Pehuenche es una empresa conformada por dos dueños. Uno de ellos es Bacceliere y el otro Carlos Zeppelin Hermosilla, quien a su vez es el presidente del Comité de Obras de Infraestructura Pública de la Cámara Chilena de la Construcción.

La firma se constituyó en 1993 y tiene y ha tenido contratos con varias municipalidades capitalinas. Junto a Santiago, también lo ha hecho con San miguel, Lo Barnechea, Providencia, Puente Alto, Talca, Los Andes, Macul, Ñuñoa, Rancagua, Melipilla, Las Condes, Curicó, el Serviu de la VII Región y el Metropolitano.

En su sitio web revelan que fueron los responsables de la remodelación del Parque Forestal, el arreglo de Caleta Quintay, “conservación” de Santiago, Las Condes, Providencia, mantención de caminos en la VII Región y la pavimentación del “espacio urbano” del Mall de Viña del Mar.

Pehuenche es parte de la Cámara Chilena de la Construcción, como también del Instituto Chileno del Asfalto (IchA), entidad que agrupa a las empresas del rubro.

Lucas, lucas, lucas

La indagatoria que lleva la fiscal Cañas está desformalizada y Baccelliere aún no presta declaración, de acuerdo a los antecedentes recabados por este diario. De hecho este último al ser requerido por la Bridec de la PDI, no concurrió haciendo efectivo su derecho de guardar silencio. Al menos hasta el cierre de esta edición no había designado abogado defensor.

Pehuenche enfrenta un grave problema, si es que la investigación sigue su curso natural. Sucede que de acuerdo a su página web, aún no tienen implementado las medidas para el llamado “gobierno corporativo”, es decir un manual de buenas prácticas para evitar situaciones de este tipo.

De allí que la fiscal Cañas los tiene en la mira, por la posible violación de la Ley de Responsabilidad de la Persona Jurídica. En otras palabras, el acto de corrupción lo ejecuta la empresa, ya que Baccelliere es uno de los dueños. Ello podría derivar en millonarias multas, como también la disolución de la firma y una eventual indagatoria por lavado de dinero, ya que existe el soborno a un funcionario público y de parte de este último el cohecho, delitos precedentes para el blanqueo de capitales.

Cañas es una de las especialistas del Ministerio Público Centro Norte en esta norma aprobada en 2009 para cumplir el estándar OCDE.

En 2013, Cañas formalizó tanto a ejecutivos como a la firma de Pinturas Ceresita, en el marco de la investigación por la corrupción en la municipalidad de Recoleta, cuya cara visible fue el director de Obras Carlos Reyes Villalobos.

Para evitar que la empresa dejara de funcionar, Ceresita pagó 2,5 millones de dólares en beneficio de Recoleta. Por lo anterior, no es descartable que Cañas siga esta misma línea con Pehuenche.

El detalle particular es que la Municipalidad de Santiago aún mantiene contratos abiertos con esta empresa, tal como puede leerse en el portal Mercado Público.De acuerdo a la jefa jurídica Daniela Cañas, “el contrato por cierto no será renovado y estamos en preparación de una nueva licitación en relación a los servicios que nos prestaba esta empresa”.

En la Constructora Pehuenche, en tanto, declinaron comentar el caso, aludiendo a que aún se encuentra en investigación. En todo caso, en su sitio web puede leerse que la firma “actualmente (…) se encuentra implementando nuevas modalidades de negocio bajo premisas de innovación, ética y responsabilidad social”.

Lea la querella de la Municipalidad de Santiago

Lea la querella por la grabación con cámara oculta

The Clinic Newsletter
Comentarios