detenidos bombazos A1

Tres jóvenes de entre 22 y 25 años fueron detenidos la madrugada de ayer en La Pintana por su supuesta vinculación con los bombazos en la estación Los Dominicos y en el Subcentro de Escuela Militar. Se cree además que estos hechos estarían relacionados con el artefacto explosivo dejado en la Primera Comisaría en Santo Domingo.

Según reporta La Tercera, en la vivienda residía hace seis años la única mujer detenida, Nataly Casanova quien tendría una hija de menos de ocho años, aunque no estaba presente en el momento de la detención.

Según descripción de los vecinos, los tres son jóvenes “de bajo perfil, que apoyaban a sus comunidades y que subsitían vendiendo productos que ellos mismos elaboraban”, describe el periódico. Los vecinos además señalaron que era recurrente ver grupos de jóvenes llegar a la casa de La Pintana y que era común ver a Juan Flores -otro de los detenidos-, en el hogar. Fue ahí donde Casanova, quien ya tendría una detención por hurto, fue arrestada mientras intentaba huir por los techos.

La detención se llevó a cabo mientras aún se festejaba en el barrio: “Estamos sorprendidos, nosotros estábamos celebrando las fiestas, al igual que otros vecinos, cuando ocurrió el operativo”, relató María Arévalo vecina del pasaje donde queda la casa de Casanova, a La Tercera

Otra vecino señaló al periódico que a veces se realizaban fiestas en el domicilio, “pero no metían ruido, eran más bien de conversación. En ocasiones se veía gente fumando marihuana en el techo”. Además, describieron a Casanova como una mujer “educada”.

Tanto Casanova como Flores señalaron ser comerciantes en la audiencia de detención. Ambos se dedicaban a la venta de pan integral. Ella lo ofrecía por Facebook y él en las estaciones de Metro.

A Flores se le vincula a Juan Aliste Vega -condenado por la muerte del cabo Moyano- debido a que habría participado de una marcha a favor de Vega. El joven de 22 años vivía en la población Amazonas de San Bernardo y su domicilio ya fue allanado por personal del Gope. Flores además tenía antecedentes por hurto, robo con intimidación y desórdenes. Tiene dos hermanos y un hijo de tres años.

El tercer detenido, Guillermo Durán, de 25 años, era conocido como “el universitario de los cubitos”, según detalla La Tercera en La Granja, donde vive su madre, ya que todos los veranos vende cubos de hielo con sabores “además de otros alimentos que hace en su casa para vender en su universidad y también a la salida del Metro”, cuenta un vecino. El joven mantiene antecedentes por desórdenes y hace algunos años fue detenido en una manifestación frente a la Universidad de Santiago.