Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

6 de octubre de 2014

Giorgio Jackson se defiende de críticas por aportes de Max Marambio a su campaña

El matrimonio de Max Marambio -ex dueño de Universidad Arcis- y Esperanza Cueto, donó cerca de 10 millones de pesos a la campaña de Giorgio Jackson para llegar a la Cámara de Diputados. Además, se le acusó que los aportes del matrimonio estarían relacionados a su abstención en la votación del Congreso para realizar una comisión investigadora por las supuestas irregularidades en la Arcis. Sin embargo, el actual diputado salió al paso de las críticas y reconoció que el 3% de su campaña fue financiada por Marambio-Cueto, pero descartó de cuajo que haya influido de alguna manera en su abstención respecto a la U. Arcis.

Por

Giorgio Jackson

El matrimonio de Max Marambio -ex dueño de Universidad Arcis- y Esperanza Cueto, donó cerca de 10 millones de pesos a la campaña de Giorgio Jackson para llegar a la Cámara de Diputados.

La información causó cierto revuelo y motivó las críticas de la derecha, quienes lo acusaron de inconsecuente, producto de su posición respecto a los aportes reservados.

Además, se le acusó que los aportes del matrimonio estarían relacionados a su abstención en la votación del Congreso para realizar una comisión investigadora por las supuestas irregularidades en la Arcis.

Sin embargo, el actual diputado salió al paso de las críticas y reconoció que el 3% de su campaña fue financiada por Marambio-Cueto, pero descartó de cuajo que haya influido de alguna manera en su abstención respecto a la U. Arcis.

«Asociar nuestro actuar frente a la crisis de la Universidad ARCIS al aporte público que en campaña hiciera el ciudadano Max Marambio (equivalente al 3% de los aportes totales) es una interpretación malintencionada que solo busca retrasar la agenda de transparencia en política que hemos impulsado con nuestro discurso y nuestra práctica. En su momento hicimos público, como en cada votación, porque creíamos que la situación de ARCIS debía ser materia de una investigación judicial, y no de una nueva comisión investigadora sobre el lucro en la Cámara de Diputados. En paralelo, impulsamos tipificar el lucro educacional como delito, promoviendo una solución efectiva a los problemas evidenciados», dice un comunicado difundido por el diputado.

Los aportes de Max Marambio -que se pueden ver aquí– fueron dos: $2 millones y otro por $1,3 millón. Eso, sumado a los 7 millones que entregó su esposa, Esperanza Cueto, en dos aportes separados -de 2 y 5 millones-. Todo, sería el 3% de la campaña de Jackson según reconoció él
mismo.

El aporte de Cueto, según dice el diputado, fue transparentado desde un principio. Al ser recibidos vía aporte reservado durante el año 2013, se acordó con Esperanza Cueto, hacerlos públicos y fueron difundidos a través de un documento que el comunicado enlaza. Cabe destacar que antes que la campaña recibiera el aporte reservado de Cueto, se pidió desde el equipo de Jackson que se inhabilitara la posibilidad de donaciones reservadas a su campaña, sin embargo, el Servel respondió que la ley no permite esa opción.

Jackson, además, recalcó que su campaña fue financiada por 959 personas con un promedio de 100.000 pesos por cabeza, y que no se recibieron aportes de empresas.

Notas relacionadas