aldo cronejo A1

El presidente de la Cámara de Diputados, Aldo Cornejo (DC), se refirió a las últimas polémicas entre su colectividad y el Partido Comunista, marcadas por las declaraciones del embajador de Chile en Uruguay, Eduardo Contreras, -aludiendo al rol de la DC en el golpe de 1973-, y la disputa con la diputada Karol Cariola (PC), en torno a la tramitación de la reforma educacional.

“Nosotros con el Partido Comunista tenemos diferencias y, en algunos casos, bastante significativas; sin embargo, más allá de las diferencias, tenemos con el PC un acuerdo político programático que tiene una justificación que es respaldar al gobierno de la Presidenta Bachelet y apoyar el programa que construimos en conjunto”, señaló en entrevista con El Mercurio.

“Dicho eso, a mí me parece que tenemos que cuidar esa relación, y episodios como el del embajador Contreras o como el que ha ocurrido en la votación de la reforma educacional no contribuyen al propósito de cuidar la relación entre el PC y la Democracia Cristiana. Yo llamaría a la prudencia. Porque a nosotros nos tienen cansados los toreos del Partido Comunista, como lo que dijo el embajador respecto de la participación de la DC en el golpe militar”, añadió el parlamentario.

Ante ello, Cornejo reconoció que existe un desgaste en la relación entre PC y la DC. “No está pasando por el mejor momento, pero viene una semana distrital, no va a haber funcionamiento del Congreso y espero que durante esta semana en que los parlamentarios van a sus regiones sirva para apaciguar los ánimos y reconstruir las confianzas”, añadió.

Con respecto a la tramitación de la reforma educacional, el diputado apuntó a que “durante el tratamiento de este proyecto hubo cierto déficit de diálogo con las respectivas bancadas, y los diputados en particular, de parte de quienes estuvieron a cargo. No solo estuvo el ministro de Educación, sino el ministerio en su conjunto”.

Para ejemplificarlo, se refirió a la rechazada indicación que busca penar con cárcel el lucro, por la que se gatilló la pelea con los comunistas. “Nadie de nosotros estaba informado ni sabíamos, lo digo con toda responsabilidad porque lo he preguntado, que existía un acuerdo de algunos parlamentarios con el ministerio con el propósito de llevar adelante esa indicación”, aseguró Cornejo.

“Nos hemos enterado con posterioridad y yo me enteré el día martes en la sala y, por tanto, aquellos parlamentarios que habían suscrito ese acuerdo, que habían convenido que así fuera, naturalmente tenían todo el derecho a reclamar de que parte del Mineduc en ese minuto, en la discusión en la sala, no hubiera ninguna manifestación de apoyo o de respaldo a esa indicación. Y, en segundo lugar, nos enteramos de que dicha indicación había sido redactada en y por el propio Ministerio de Educación. Cuestión que ningún parlamentario sabía”, concluyó.