nicolásTW

Un grupo de “estudiantes, profesores, administrativos y ex alumnos” de la Universidad del Desarrollo reunió firmas contra una charla convocada por la Pastoral del establecimiento. Se trata de “El matrimonio, la familia de hoy y del futuro” dictada por el abogado de la Universidad Católica Manuel Uzal, a quien destacan como magíster en matrimonio y familia, Universidad de Navarra; investigador Fundación Jaime Guzmán y profesor en magíster matrimonio y familia en la Universidad de los Andes. El afiche de la charla, además, incluía un dibujo representando a dos hombres de la mano con una niña bajo las preguntas: “¿Leyes que atentan contra la familia? ¿Qué dice la iglesia? ¿Vida en pareja?”

Frente a esto, los redactores de la carta dirigida al rector señalaron que “es claro que la intención de esta actividad es difundir y hacer valer el postulado de un sector de la iglesia que considera la regularización del estatus legal de las familias y parejas homosexuales como un atentado a la familia”. Agregan además que la charla pasa a llevar “los derechos básicos de las personas según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual comienza su texto con el siguiente enunciado: «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos»”.

Afiche Pastoral UDD

Los miembros de la Universidad añaden que este tipo de actividades les preocupan y “producen rechazo. ¿Por qué la Universidad líder en Innovación y Emprendimiento del país no está fomentando la diversidad de ideas y el debate entre sus integrantes? Este tipo de actividades nos hacen dudar de nuestra identificación con esta casa de estudios, ya que creemos en un país y una universidad donde la diversidad es bienvenida y celebrada, dando espacio al libre desarrollo de las personas mas allá de su origen social, creencia religiosa, orientación sexual, raza o nacionalidad”.

Sin embargo, expresan que no buscan la prohibición de la actividad -que se habría realizado el pasado miércoles-, “ya que creemos en la libertad de culto, la expresión y el debate dentro de nuestro espacio universitario”. De todas formas, consideran ofensivo convocar “a un llamado experto en temas de familia que se ha visto envuelto en diversas polémicas por sus posturas, junto con la asociación de una pareja homosexual como un supuesto atentado a la familia, sobretodo si estos afiches y actividades son financiadas por un departamento de la universidad que se vale de los recursos provenientes de los aranceles de los estudiantes. ¿Por qué no realizar, en vez de este tipo de charlas sesgadas, actividades como el debate que se hizo sobre la adopción homoparental o el acuerdo de vida en pareja a principios de año en que cada parte pudo expresar sus argumentos?”

Finalmente hacen un llamado al rector a establecer “medidas dirigidas a eliminar la discriminación en nuestra universidad, fomentar espacios de discusión de estos temas contingentes, y por supuesto un compromiso a seguir siendo líderes en innovación, emprendimiento, y responsabilidad pública en nuestro país”.