El portazo de Banco Estado a millonario préstamo solicitado por U. Arcis

Altas fuentes de Banco Estado, que pidieron reserva a este medio, confirman que efectivamente la Corporación solicitó recursos, pero que, tras analizar la situación económica, y pese a las gestiones políticas a favor de Arcis -que no especificaron-, se optó por negar la ayuda económica ya que se trata, aclaran, de un escenario “extremadamente complicado”. En el Gobierno, en tanto, afirman que no se han realizado ni se realizarán gestiones con el Banco Estado para ayudar a U.Arcis a obtener un préstamo de la institución y que además decidido que el administrador provisional educacional debute en la casa de estudios.

U. ARCIS A1
La única salida que el directorio de la Universidad de Artes y Ciencias Sociales, ARCIS, esbozaba para superar la crisis financiera de la entidad y evitar que en esta institución debutara el administrador provisional era un millonario préstamo -de entre $4 mil y $6 mil millones- por parte del Banco Estado.

Las gestiones con la institución se iniciaron hace semanas y, según fuentes de Arcis, se estaba ante una “avanzada negociación” que en quince días más se traduciría en un millonario flujo de recursos que habría permitido cumplir con las obligaciones laborales que mantienen a los trabajadores del sindicato histórico en paro y dar viabilidad financiera durante 2015, a la espera de cerrar con Venezuela un proyecto sobre boleta electrónica que podría inyectar petrodólares a la casa de Estudios.

La realidad, sin embargo, es otra. Altas fuentes de Banco Estado, que pidieron reserva a este medio, confirman que efectivamente la Corporación solicitó recursos, pero que, tras analizar la situación económica, y pese a las gestiones políticas a favor de Arcis -que no especificaron-, se optó por negar la ayuda económica ya que se trata, aclaran, de un escenario “extremadamente complicado” y que, de haberse gestionado el préstamo, se habría puesto en riesgo el patrimonio de una entidad que debe ser solvente.

Ello pese a que las autoridades de Arcis habían asegurado a The Clinic Online que el rol que en el pasado tuvo el PC en Arcis -está implicado en la actual debacle al haber sido parte a través de Ediciones ICAL y ONG ICAL de la inmobiliaria Libertad- le habría garantizado a la Universidad un piso político para obtener fondos del Banco.

Estas mismas fuentes explican que se presentó una fórmula -ya usada anteriormente para allegar dineros frescos- que consistía en un préstamo de recursos para terminar de pagar el leasing que en 2001 la Corporación firmó con el Banco BBVA para adquirir la Fundición Libertad, una bodega de 13.183 m² emplazada en Libertad con Erasmo Escala, donde Arcis construyó su casa central, el Campus Libertad, y que ha sido usado constantemente como garante para obtener recursos frescos. Una vez pagado el leasing -resta cancelar el 30% de esos fondos-, y recuperada la propiedad del inmueble por parte de la Corporación, ésta quería poner como garantía para más recursos el Campus a través de un nuevo leasing, esta vez con el Banco Estado. La propiedad que debía quedar en garantía tendría un valor comercial de entre $2500 y $3.000 millones.

Desde el Banco, en tanto, aclaran que además de pagar la deuda con BBVA, Arcis había solicitado que se entregara dinero para cancelar a Tanner Leasing la deuda que la Corporación tiene con esta empresa desde 2012 cuando la Inmobiliaria Libertad le vendió las sedes de calle Huérfanos 1710, 1724 y 1742, y de Riquelme 240 con una cláusula del contrato que establecía que Tanner le arrendara estos inmuebles con opción de compra a Arcis. Según Ciper se habían establecido 96 “cuotas mensuales de 835,76 UF (cerca de $201 millones)”.

Según autoridades del plantel, en la actualidad Arcis tiene un gasto anual promedio de $6 mil millones y un ingreso idéntico. El principal problema sería, apuntan, una deuda de arrastre de $1.550 millones que no ha podido ser cubierta.

Consultados sobre la decisión de Banco Estado de no entregar el préstamo, desde la Universidad precisan que la información no ha sido notificada y que en paralelo se están haciendo gestiones con otra institución financiera, aunque, precisan “todas las esperanzas estaban puesta en el Banco Estado. Esa es la verdad”.

ADMINISTRADOR PROVISIONAL

Desde el Gobierno, en tanto, aseguraron a The Clinic Online que desde el Ejecutivo no se han realizado ni se realizarán gestiones con el Banco Estado para ayudar a U.Arcis a obtener un préstamo de la institución. Más aún, afirman que está decidido que el administrador provisional educacional -una vez que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre las 10 reservas al proyecto que presentó un grupo de parlamentarios de la Alianza-, debute en la casa de Estudios.

Según consignó hace algunas semanas La Tercera, en la universidad están al tanto de esta alternativa y la comunidad universitaria está dividida: mientras la coordinadora triestamental -que agrupa al Sindicato Nº 1, el colectivo de profesores autoconvocados y el consejo de delegados de estudiantes, y que está por la estatización del plantel-, rechaza esta intervención, el sindicato dos, afín al PC, lo aprueba.

La figura funciona así: primero se designa a un interventor que verifica si es efectiva la sospecha fundada del Ministerio de Educación de que existe riesgo en un recinto educacional de la continuidad de su plan de estudios y de sus alumnos. Luego se designa un administrador provisional, facultado para realizar todos los cambios que permitan superar la crisis. Si no consigue su objetivo, entra en escena el administrador de cierre.

PETRODÓLARES

Desde el año pasado, además, U.Arcis está trabajando para ganarse una asesoría en el uso de boleta electrónica en Venezuela.

Fuentes del plantel afirman que están a la espera de que se oficialice un contrato que, de concretarse, permitiría darle solvencia financiera el próximo año a un proyecto que está en crisis, que mantiene desde hace meses un paro de parte de los trabajadores; que arrastra una deuda de al menos $1550 millones; que perdió este año la acreditación de la escuela de Música; que está siendo investigada por el eventual lucro; y que implica un dolor de cabeza para el Gobierno por el PC.

El vicerrector Carlos Fuensalida aseveró que “este asunto lo comentaron en un consejo consultivo de Rectoría. Se está presentando un proyecto al Gobierno de Venezuela de certificación. Lo preparó inicialmente el ex rector René Leal” y que la iniciativa fue analizada como “un contacto que podría aportar recursos. Ayudaría, pero no podría solucionar todo el problema”.

El rol de Leal –el ex rector que usó una tarjeta de crédito de Arcis con fines personales y luego reintegró el dinero– queda reflejado en una boleta de honorarios de octubre de $3.140.000 por “asesoría y gestión de convenios internacionales de la Universidad Arcis” emitida por Arcis. Fuentes de la institución sostienen que ha desarrollado esta labor desde que dejó la rectoría de la casa de estudios en agosto de este año.

De concretarse la asesoría al gobierno venezolano, se estaría ante la segunda vez que los “petrodólares” salvan a la U.Arcis. La primera, según consignó CiperChile, ocurrió en el año 2008.

El centro de investigación periodística estableció que “en enero de 2008 Nazareno y ONG ICAL recibieron fondos desde Venezuela, autorizados personalmente por el entonces presidente Hugo Chávez. CIPER obtuvo un documento interno del Banco Nacional de Desarrollo Económico de Venezuela (BANDES) donde se señala que el24 de enerode 2008 se ejecutó el traspaso de US$ 9.060.000 (unos $4.392,5 millones) a la Universidad ARCIS como parte de ‘un convenio de asistencia económica no reembolsable'”.

En su carta a la Cámara Baja, Marambio precisa que efectivamente hubo un convenio con el Banco Nacional de Desarrollo Económico de Venezuela (BANDES). Precisa que se trató de un acuerdo de esta institución con Nazareno S.A y ONG ICAL llamado “Financiamiento de la República de Chile para la cancelación de los pasivos contraídos”. Además relata que “Nazareno S.A tuvo una rentabilidad real negativa de su participación económica en Inmobiliaria Libertad S.A”.

En U. Arcis autoridades actuales afirman que los recursos se usaron para pagar deudas de arrastre.

Comentarios