cajeroA1

Multas de hasta un millón de dólares podrán enfrentar los banco si no se hacen cargo de los cajeros malos.

Esto de acuerdo a una nueva normativa de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) que fija un mínimo de funcionamiento, y establece amonestaciones, sanciones y multas.

“Debido a la importancia que este medio ha ido adquiriendo para los clientes bancarios y las dificultades observadas para asegurar una calidad de servicio adecuada y constante, se hace necesario dictar normas que establezcan condiciones mínimas para el funcionamiento de los cajeros automáticos, especialmente en lo que se refiere a su capacidad de efectuar giros de dinero”, explica la norma.

En concreto, cada banco deberá tener una disponibilidad del servicio no menor a 95%, es decir, 28,5 días al mes o 22,8 horas al día.

Ante el incumplimiento, las sanciones y multas que contempla la propia Ley de Bancos pueden llegar a las 5.000 UF y subir hasta las 25.000 UF (US$1 millón) si la falta es reiterada.

Ante esta nueva regulación, los bancos no estarían cumpliendo con el estándar mínimo de servicio, pues según cifras de la Asociación de Bancos, que preside Jorge Awad, hasta el mes pasado la red de cajeros operaba a un 90% de su capacidad.