Pentagate: Implicados de la UDI en el caso se distancian de directiva por supuesta prioridad de Silva de proteger a Novoa

Hoy, en teoría, se abre la carpeta de investigación del caso Penta y aunque la directiva ha intentado cuadrar a sus militantes implicados en el caso, primaría la desconfianza de figuras como el senador Iván Moreira y los excandidatos Pablo Zalaquett y Laurence Golborne por supuesta “prioridad” que tendría la dirigencia en evitar que la investigación complique a Novoa.

ernesto silva a1

Ad portas de la apertura de la carpeta de investigación del caso Penta, crece la desconfianza entre los políticos de la UDI indagados en la causa por la prioridad que, aseguran, tendría la directiva encabezada por Ernesto Silva en proteger al expresidente partidario y exsenador Jovino Novoa, lo que implica, afirman políticos involucrados a The Clinic Online “que en la práctica, si hubiese alguna negociación con el Gobierno, sólo beneficiaría a Novoa”.

Sabido es que el senador Iván Moreira ha manifestado a sus cercanos que tiene certeza de que “podría ser el pato de la boda” si, en paralelo a la investigación que encabeza el fiscal Carlos Gajardo, La Moneda se abre a un diálogo con el gremialismo. La tesis es que cualquier acercamiento con el Ejecutivo podría repercutir en el Ministerio Público dada la posibilidad del fiscal regional oriente Alberto Ayala de ocupar el sillón que dejará vacante Sabas Chahuán.

A las sospechas de Moreira sobre el desinterés del partido en su causa, se suma la distancia del exalcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, con la dirigencia gremialista que lo ha llamado a dialogar, algo a lo que Zalaquett está reticente debido a que, según cercanos, considera que su propia defensa podría chocar con los intereses de la directiva. En la misma línea estaría, aseguran fuentes del partido, Laurence Golborne. Tanto Zalaquett como Golborne ya declararon, en calidad de imputados, ante Gajardo.

Según la información recopilada por este medio, Moreira ha negado en su partido haber recibido ayuda de Penta y sí ha admitido que hubo colaboración por parte de Hugo Bravo, el exgerente de la empresa, la que se habría tramitado a través de la boleta de su chofer. Existen también, ha dicho, correos con Bravo al respecto. Zalaquett, en tanto, recibió fondos para la senatorial a través de Reactor, sin embargo, en su caso, no existen antecedentes de que haya estado en conocimiento de estos aportes que habrían sido gestionado por su jefa de campaña, Coca de Castro. Sobre Golborne, Vox Comunicaciones es la entidad que debería justificar trabajos a Penta. Fuentes ligadas al exministro aclaran que el periodo investigado es la precampaña presidencial.

Ahora, respecto de Jovino, la incógnita es si Gajardo puede o no configurar algún delito en las prestaciones que habría entregado a Penta en calidad de abogado y que según Bravo correspondería a platas políticas. “Todos sabemos que para la UDI el intocable es Jovino, que hasta podrían entregar a Moreira para salvar a Jovino, entonces las defensas de todos nosotros no están coordinadas con la UDI, aunque el partido así lo quiera”, destaca un dirigente que está siendo indagado.

Fuentes de la UDI, en tanto, recalcan que para Silva la situación ha sido una “complicación extra” porque hasta ahora se ha privilegiado una defensa de todos los involucrados “y es difícil que eso se mantenga si no hay una contraparte en la misma sintonía”.

Con todo, en la colectividad recalcan que la preocupación hoy es conocer qué de nuevo tendrá la carpeta investigativa que en teoría se abre hoy y en dilucidar si es efectivo que, como se advertido a la tienda, dos militantes serán formalizados en esta primera etapa: Carlos Alberto “Choclo” Délano, tío del timonel Ernesto Silva, y uno de los dueños del holding, y el exministro de minería, Pablo Wagner.

Comentarios