mahona

bbcmundologo

El ataque a las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo en París, que el pasado miércoles dejó 12 muertos, tuvo lugar tras la publicación de ilustraciones consideradas insultantes por muchos musulmanes.

¿Por qué causan una ofensa tan profunda las caricaturas del máximo profeta del Islam? ¿O fue el ataque en París un acto extremista que poco tiene que ver con religión?

Cuatro musulmanes explicaron a BBC Mundo qué representa para ellos el profeta Mahoma.

NAIMA EL AKIL, Asociación de Chicas Musulmanas de España (Achime)

Para los musulmanes el profeta Muhammad (la Paz y las Bendiciones de Dios sean con él), es el ejemplo a seguir. Su vida y sus enseñanzas constituyen, junto con el Corán, la principal fuente del Islam. Es el ser humano más querido y admirado por los musulmanes, de hecho el amor hacia él forma parte de la esencia de las creencias islámicas.

Por ello, por supuesto que cualquier ataque u ofensa en su contra es asumida por cualquier musulmán como un ataque directo contra él. Pero ese amor hacia el profeta como exigencia religiosa se traduce en el propio islam en la exigencia de seguir y vivir de acuerdo a su ejemplo.

Las burlas u ofensas que en nuestros tiempos se hayan podido hacer o se hagan contra el profeta Muhammad se han visto también durante su vida y si realmente nos consideramos sus seguidores, nuestra respuesta debe ser seguir su ejemplo.

Al profeta Muhammad durante los primeros años de su profecía, se le insultó, se le acusó de loco, de mentiroso, se le tiraban piedras, excrementos de animales y mucho más… y a pesar de ello su respuesta jamás fue violenta, no encontramos en toda su vida un llamamiento a devolver el insulto con el insulto ni el ataque con el ataque.

De hecho me viene a la cabeza un episodio de su vida en el que los habitantes de la Meca le insultaban llamándole Mudhamam en lugar de Muhammad, sus compañeros se enfadaron y quisieron defenderle y él les dijo “tranquilos, no me están insultando a mí sino a Mudhamam y yo soy Muhammad”.

Con todo esto lo que quiero decir, es que claro que la ofensa contra el Profeta nos afecta como musulmanes, claro que se rechaza y se denuncia. Pero nada justifica la violencia ni el terror, nada justifica el ataque a lo más sagrado que es la vida humana.

Considero que es mucho más ofensivo hacia el profeta Muhammad, hacia sus enseñanzas y los musulmanes en general, cualquier acto de violencia que se haga, cualquier ataque contra seres humanos, alegando supuestamente hacerse en defensa del Islam, que millones de caricaturas. Lamentablemente se tiende a generalizar. Las reacciones de violencia se transmiten por los medios de comunicación, como si fuesen las reacciones de los musulmanes, cuando ello es absolutamente falso.

Los miles de millones de musulmanes que hay en el mundo rechazan rotundamente este tipo de actos, el Islam rechaza todo tipo de terror y violencia y esas son las enseñanzas del profeta. Así que es hora de dejar de colaborar en el aumento del odio y la intolerancia y llamar a las cosas por su nombre. El atentado en Paris ha sido cometido por terroristas, por criminales, y ni el Islam, ni los musulmanes ni mucho menos el profeta Muhammad y sus enseñanzas tienen nada que ver con ello.

MOHAMED SAID ALILECH, presidente de la Asociación de Jóvenes Musulmanes de España

En primer lugar queremos dejar nuestra condena a los atentados de París y decir que es algo injustificable. Bajo ningún concepto se puede matar a los inocentes. No se puede generalizar y decir que todos los musulmanes se toman la crítica a lo sagrado de la misma manera.

Por supuesto el profeta es tan sagrado porque es la figura más grande del Islam, es el mensajero de Dios, es nuestro ejemplo a seguir. Su amor está por encima de cualquier otra consideración en nuestra vida, amamos al profeta por encima de nuestros padres, hijos, seres queridos y nosotros mismos. Pero el mismo profeta, a la hora de ser criticado no reaccionaba con la violencia.

Hay gente que quiere justificar su radicalismo y fanatismo y buscar cualquier motivo para justificar ese tipo de actitudes inhumanas. El Islam no llama a matar incluso ante una ofensa, ante un insulto, nunca la reacción debe ser esa porque el mismo profeta no lo hacía. Le hicieron de todo, pero nunca él mató a nadie por haberle insultado sino que todo lo contrario, les trataba bien y se sorprendían los mismos que le insultaban de la reacción tan serena. Eso era motivo para que abrazaran el Islam.

La figura del profeta está protegida para nosotros y no se va a afectar porque uno publique una foto o diga alguna cosa o haga algún chiste. Decir que los musulmanes y cristianos reaccionan en forma diferente cuando ofenden a sus profetas es un cliché. Creo que la reacción es idéntica y la sensiblidad es la misma, creo que los que aman a Jesús lo aman de la misma manera que los que aman a Mohamed, el profeta del Islam.

Pero hay situaciones que se utilizan en los medios y se estigmatiza a toda una comunidad. También tuvimos por ejemplo el atentado de Noruega cuando Anders Breivik mató a 77 personas en nombre del Cristianismo. En los medios occidentales no se enfocó de la misma manera, se habló de un desequilibrado mental, de personas fanáticas, y se cerró la página.

Pero cuando se habla de un episodio relacionado de la misma manera con el Islam se habla de que toda la comunidad musulmana es violenta o reacciona con medidas totalmente fuera de control, esto es un cliché. Nosotros no vamos a responder a las provocaciones con violencia o entrar en ese juego de descalificar, pero sí hay personas que por su poca formación y fanatismo caen en eso lamentablemente.

Sigue leyendo acá