Denuncia deja al descubierto posible fraude por 20 millones de dólares en Enami

Hace un año se denunciaron irregularidades en la planta de Taltal sin que se haya logrado llegar a una respuesta sobre las 176.000 toneladas de material. La Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados debía terminar su trabajo en enero de este año, pero pidió una prórroga hasta abril por no haberse podido “recabar la totalidad de los antecedentes necesarios para arribar a conclusiones y proposiciones concretas y útiles”. Señalan que en la primera etapa de la Comisión lograron hacerse una “idea general de la situación de Enami”.

mineriaA1 En enero de 2014 varias organizaciones mineras pagaron un inserto en El Mercurio para dirigirse a la, entonces, presidenta electa, Michelle Bachelet. Les costó unos cinco millones de pesos y pedían mejorar los perfiles de los cargos ejecutivos en la Empresa Nacional de Minería, Enami. Se referían a la “nefasta y a la vez reiterativa administración que se repite a lo menos desde 2003, con malos manejos, ineficiencias, falta de transparencia, pequeños anillos de poder y hechos de corrupción que tienen sumida a la empresa en un descalabro económico y productivo que hace necesario un golpe de timón”. En esa oportunidad no se dieron mayores antecedentes, pero cinco meses después se abrió una Comisión Investigadora en la Cámara, presidida por el diputado Jorge Insunza (PPD), sobre irregularidades cometidas en perjuicio de Enami durante los años 2010 y 2013. El anuncio adquiría tonos políticos y apuntaba a la administración que ejercieron los cuatro vicepresidentes de Enami durante el gobierno de Piñera. Los denunciantes, sin embargo, insisten en que es un tema que se arrastra, al menos, desde 2007. En total, serían 176.000 toneladas de mineral que se habrían perdido sólo en la planta de Taltal, lo que al 31 de diciembre de 2013 se habría traducido en una pérdida de 17 millones de dólares. Según denunció la Asociación Minera de Taltal a la Contraloría General de la República en octubre del año pasado, se trataría de una “defraudación que consistiría en consignar como adquirido un mayor contenido de cobre fino en cantidad que se ha pagado, pero que no ingresaba materialmente (y) se cubría transitoriamente con los inventarios o stock de minerales, para con ello enterar el cobre fino faltante y entregar balances metalúrgicos neteados”. En la práctica significaría que productores vendieron mineral de baja calidad al precio de uno de mejores estándares. Una vez adquirido, funcionarios de Enami debieron haberlo rellenado con stock para que, una vez testeado, el mineral saliera con la calidad que se señalaba en la compra. De esta forma, Enami habría pagado un precio más alto por material de menor calidad y así se explicaría las toneladas faltantes en la planta José Antonio Moreno. Esa es la tesis de la denuncia presentada por Iván Pavletic, presidente de la Asociación Minera de esa zona. “En el fondo, se habría pagado por algo que no corresponde”, señala Jorge Pavletic, vicepresidente de la Asociación. A esto se sumaría el caso de la Planta Salado donde el faltante fue de 27.693 toneladas, que junto a las pérdidas de Taltal sumarían casi 20 millones de dólares. La primera vez que se dio a conocer un caso de este tipo fue en 2007, cuando Jorge Pavletic, puso a Enami en conocimiento de la situación. Así lo señaló cuando acudió a exponer en la Comisión investigadora, donde agregó que no fue la única acusación que hizo. En 2008 Enami presentó una denuncia a la Fiscalía Penal de Taltal y señaló que junto a la Brigada de Delitos Económicos se encontraban efectuando la “investigación de rigor”. Aseguraron, además que “se tomaron las medidas administrativas que aseguran la normal operación de todos los procesos de la Planta Taltal”. Desde la Asociación de Taltal, sin embargo, señalan que ese trámite “quedó en nada. Se investigó a seis productores mineros, pero la Enami nunca puso un abogado querellante ni apoyó la investigación”. El vicepresidente ejecutivo de la empresa de fomento, Jaime Pérez de Arce, volvió de sus vacaciones el día de ayer, sin embargo, no fue posible contar con su declaración sobre el tema. Pérez de Arce estuvo también a la cabeza de Enami entre 2000 y 2006 y entre 2007 y 2010. Desde Enami sí confirmaron que Felipe Barros, quien fue vicepresidente de Enami durante 2013, realizó una denuncia “en su momento”, por el caso de Taltal. Barros fue el tercer vicepresidente durante el gobierno de Sebastián Piñera y, según señalan en la Asociación de Taltal, fue recién durante su administración que se logró hacer una contabilidad del stock y el dinero que se había perdido durante varios años. De hecho, la auditoría realizada por Price Waterhouse Cooper en diciembre de 2013 señala que en 2010 “la Administración emitió un informe interno parcial referido al inventario de productos por procesar, realizado en base a los volúmenes en cancha. Dicho informe presentó diferencias con los volúmenes que se mantenían en los registros contables y no se logró una explicación satisfactoria para las desviaciones respecto de si provenían de diferencias de físico o a diferencias contables”. Por esa razón la administración realizó otras dos verificaciones con el apoyo de expertos externos. La segunda etapa contabilizó el 100% del inventario y fue hecha por una empresa externa que realizó levantamiento aerofotogramétrico en todas las Plantas y Poderes de Compra de Enami. El documento señala que “como resultado de esta última verificación, se detectaron discrepancias que luego de ser analizadas, permitieron corroborar los faltantes, por sobre el nivel de tolerancia definido de 10%, en las Plantas Taltal y Salado, y en el Poder de Compra de Illapel. La auditoría agrega que en el caso de Taltal y Salado “las causas provienen de fallas en las prácticas y registro de la recuperación de cobre fino desde los minerales desde el año 2006”. La gravedad de la crisis de Enami afectaría principalmente a la pequeña y mediana minería. Jorge Pavletic señala que la estatal “es fundamental en las pequeñas comunidades como Taltal. No sólo por la minería, sino porque mueve el comercio, el trabajo, toda la actividad económica”. La Federación Nacional de Trabajadores, por su parte, tiene otra versión de lo que pudo haber ocurrido con el faltante perdido. El vicepresidente de esta entidad, que además es presidente del sindicato de Taltal declaró en la Comisión el 20 de octubre del año pasado: "Creemos que la recuperación de los finos puede estar en los ripios de la Planta Taltal". Si bien declinó a responder las consultas de este medio, Peña señaló en esa instancia que desde el 2010 al 2013 se cambió la empresa que transportaba el material: "Pensamos que por ahí debiera investigarse el traslado, porque el transporte lo hacía la empresa de Taltal y después aparece la empresa de transporte Toltén Limitada, transportando todos los minerales a la minera Las Cenizas". Aunque niegan que se trate de un robo o defraudación, tanto Peña como la presidenta de la Federación, Nora Miranda, negaron saber de la auditoría de 2013. La situación se suma a la deficitaria situación que Enami viene arrastrando hace mucho tiempo, generando un déficit de caja de 240 millones de dólares y que sólo en 2014 tuvo pérdidas por 80 millones de dólares, lo que llevó a la empresa a firmar un acuerdo con el Banco Scotiabank incluyendo un crédito por 150 millones de dólares, con lo que se espera reestructurar más del 60% de sus pasivos financieros de corto plazo. La ministra de Minería, Aurora Williams señaló en la Comisión que gran parte del déficit de la estatal se debe a que gasta en fomentar la pequeña y mediana minería más de lo que el Estado invierte en ella: se aportan ocho millones de dólares y se gastan 25. Al interior de la Comisión señalan que además durante la administración de los tres vicepresidentes que encabezaron Enami durante el gobierno de Piñera “se debilitó el área de comercialización y se intensificó la crisis”. Añaden, sin embargo, que existen problemas de transparencia y que hay ciertos “puntos ciegos” en el proceso de compra y acreditación de la calidad del material. Además el diputado Insunza señaló que se debe hacer una gran inversión para mejorar la tecnología de esos procesos. Agregó que si bien no pudieron determinar responsabilidades por las pérdidas de material, durante los primeros seis meses de la Comisión lograron “tener una visión general y estructural de los problemas de Enami”. Con la prórroga, el nuevo plazo vence el 30 de abril. N. de la R: El Vicepresidente Ejecutivo de Enami, Jaime Pérez de Arce, envió la siguiente carta luego de la publicación del artículo de The Clinic Online. Cabe señalar que este medio intentó durante días conocer su opinión al respecto antes de la publicación, pero no fue posible. Tal como quedó constatado en el reportaje. La siguiente es la carta que este diario publica íntegramente: Señor Director: En relación al artículo publicado en la edición de The Clinic Online del 3 de Febrero de 2015 “Denuncia deja al descubierto posible fraude par 20 millones de dólares en ENAMI”, me permito hacer a usted algunas precisiones: A solicitud de la administración del Vicepresidente Ejecutivo, Sr. Roberto De Groote, en Junio del año 2014, se solicitó a la Gerencia de Auditoria de la ENAMI, esclarecer los motivos que causaron un descalce de minerales oxidados de cobre en Planta Taltal. Posteriormente, la comisión de Minería de la Cámara de Diputados, solicitó se le informara del avance del trabajo y sus conclusiones. El trabajo que inició la Gerencia de Auditoría de ENAMI, considera un periodo de 10 años (2005- 2014) y se propone determinar si los hechos investigados corresponden a una mala operación o a una maniobra concertada con fines de afectar los intereses y patrimonio de la Empresa, frente a eventuales debilidades de los sistemas de control interno. Por lo anteriormente expuesto no es posible concluir aún, si el descalce corresponde a un fraude, como señala el artículo, o a un error operacional. En este marco y con el propósito de reforzar el estudio de auditoria, la Empresa contrató en enero de 2015 una empresa externa, experta en muestreos de ripios cuyo trabajo permitirá determinar la calidad de los ripios existentes en Planta Taltal. Este estudio concluye en el mes de febrero y permitiré contar con información suficiente en cantidad y calidad para validar o rechazar la hipótesis que sostiene el estudio interno de ENAMI que indicarla que los finos de cobre estarían en los ripios, y que se tratarla de una mala operación en la planta y no a un fraude. Durante el año 2014 sostuvimos varias reuniones con el señor Iván Pavietic y la Asociación minera de Taltal, a propósito del proyecto Cambio de Emplazamiento Planta José Antonio Moreno ENAMI- Taltal y en ninguna de estas reuniones nos señaló las denuncias que se mencionan en la nota. Asimismo, se hace presente que las denuncias al Ministerio Público referidas en su artículo, del año 2008, motivada en la detección de algunos casos de adulteración en las leyes de compra y del año 2014, fundada en el descalce de minerales oxidados de cobre, a la fecha se encuentran radicadas en ese Organismo, a fin de investigar si tales hechos son constitutivos de delito. Finalmente quiero reiterar que llegaremos hasta las últimas consecuencias con esta investigación interna, que nos permita esclarecer los hechos y realizar las mejoras necesarias para que no vuelvan a suceder. Jaime Pérez de Arce Araya Vicepresidente ejecutivo
Comentarios
Sabía ud que... Hay dos Jadue famosos: el de Miami y el de Cuba. -------------------------------- Sabía ud que... Janis Joplin y Jimi Hendrix animaban el matinal Mucho Woodstock. -------------------------------- Sabía ud que... Cuando me sale mal la ensalada hago morrón y cuenta nueva. -------------------------------- Sabía ud que... Los zancudos antivacunas temen chupar el chip. -------------------------------- Sabía ud que... Meghan Markle jamás viviría en la comuna de la Reina. --------------------------------