délano

La organización internacional de conservación marina, Oceana, reiteró el llamado a la empresa Andes Iron a retirar su proyecto minero y portuario Dominga del proceso de calificación ambiental. Esto, luego que el juez de Garantía, Juan Manuel Escobar, formalizara y decretara la prisión preventiva para Carlos Alberto Délano, socio principal del proyecto Dominga y del Grupo Penta, por delitos tributarios y de soborno.

“No se puede confiar el destino de toda una comuna a una empresa cuyo dueño es investigado por el mayor caso de corrupción del último tiempo. El país tiene el derecho a no permitir que se juegue con su medioambiente y Andes Iron tiene el deber ético de retirar este proyecto” señaló Alex Muñoz, director ejecutivo de Oceana.

De acuerdo a las indagatorias realizadas por la fiscalía, desde Penta se habrían realizado pagos al ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, cuando éste se encontraba ejerciendo su cargo público y mientras el proyecto Dominga iniciaba su tramitación ambiental. Por este motivo, y según indicó el juez Escobar, Wagner igualmente cumplirá prisión preventiva mientras es investigado por los delitos de cohecho y lavado de activos.

El Ministerio Público señaló que Pablo Wagner, siendo Subsecretario de Minería, recibió 42 millones de pesos presumiblemente destinados a interceder en el proceso de calificación ambiental de Dominga. A esto se suman las propias declaraciones entregadas por Wagner a la fiscalía, quien afirmó haberse reunido con los socios del proyecto minero, Pedro Ducci y Carlos Alberto Délano, siendo la única empresa privada a la cual aconsejó previo a un encuentro formal entre la firma y el ministro de Minería.

Dominga, iniciativa de explotación de fierro y cobre a rajo abierto, contempla también la construcción de un puerto y un depósito de relaves mineros, con una inversión total de 2.500 millones de dólares, y que se ubicaría a 26 kilómetros de Punta de Choros, en la comuna de La Higuera, Región de Coquimbo. El proyecto ha sido cuestionado por amenazar un importante ecosistema marino y costero entre Chañaral de Aceituno y el sur de La Higuera.

En la solicitud de evaluación ambiental de Dominga, Andes Iron reconoce que se generarán altos impactos ambientales, como la pérdida de sitios de nidificación del pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), debido a la construcción de obras marítimas; pérdida de hábitat de cetáceos costeros y efectos fisiológicos en estos, producto de las obras marítimas; y alteración del hábitat de especies de fauna marina, como el Chungungo y Lontra felina, a causa de la construcción del terminal de embarque.

“La Higuera no puede depender de proyectos como este, cuyos dueños han escondido sus reales impactos. Esta comuna tiene suficientes recursos naturales como para vivir de manera sustentable y honesta para siempre. Sólo se requiere el apoyo necesario del gobierno para impulsar un proyecto propio de desarrollo sustentable de su comunidad”, afirmó el director de Oceana.