macaya A1

El presidente provisional de la UDI, Javier Macaya, insistió en que no adoptarán medidas disciplinarias contra los militantes y parlamentarios que aparecen vinculados con las irregularidades de los casos Penta y SQM. Lo anterior frente a los nuevos cuestionamientos de sus socios de Renovación Nacional y Evópoli, quienes exigen acciones ligadas a definiciones políticas del gremialismo.

“Entiendo que puedan tener posiciones diferentes, pero en esto yo hago un llamado a la calma, a no reaccionar apresuradamente en estas situaciones, a actuar -quizás- con más tranquilidad, porque acá hay mucho paño que cortar”, dijo Macaya a radio Cooperativa, agregando que “uno tiene que ser prudente a la hora de hacer control de daños, y en eso nuestra línea de acción no se va a modificar”.

“Yo no estoy dispuesto a comprar un congelador grande en el partido para los militantes que están hoy día en los Tribunales de Justicia, que tienen que ejercer sus derechos procesales. Si se acredita la ocurrencia de delitos, obviamente estaríamos hablando de situaciones diferentes, y eso, obviamente, es un tema que todavía tiene que tener un recorrido y un curso de acción en los tribunales”, explicó el diputado.

En esa línea, el timonel interino indicó que “ante voces que no solamente piden congelamiento”, en su partido ven “con muchísima preocupación” las voces que están empezando “a hacer un llamado que llega a límites peligrosos”.

“Y este es que todos los políticos en este caso están cuestionados y es importante llamar, no sé, a una asamblea constituyente para efectos de transmitir esta sensación de casi ‘que se vayan todos’… De eso no me voy a hacer cómplice”, sentenció.

Las declaraciones de Macaya ocurren cuando este lunes comienza el desfile en la Fiscalía de políticos UDI involucrados, con la declaración del ex timonel Jovino Novoa. En los próximos días , el “coronel” será sucedido por los senadores Ena von Baer e Iván Moreira, y el diputado Felipe de Muss.