jovino novoa a1

La fiscalía formalizará al ex senador de la UDI Jovino Novoa, en el marco de la investigación que lleva por el caso Penta. Fuentes que conocen del caso explicaron que la imputación de cargos será por la comisión de delitos tributarios, ya que aparece denunciado por el SII -aunque sin individualización- como representante legal de la empresa Inversiones y Mandatos, a través de la cual Penta entregaba aportes en dinero que iban a parar a campañas polìíticas.

La decisión del fiscal nacional Sabas Chahuán, a cargo de esta indagatoria -que se extiende a la arista Soquimich- será conocida en los próximos días, la que podría incluir a otros políticos que aún no están completamente definidos, pero que irá en la línea de la denuncia que el tata fisco presentó en octubre de 2014.

En dicha acción legal se incluyen también Cactus Consultores del Fuerza Pública Andrés Velasco; Vox Comunicaciones por donde se triangularon las platas a Laurence Golborne e Iván Moreira, quien usó a su chofer para recibir platas, entre otros.

Al respecto, hay que recordar que Iván Moreira tiene fuero parlamentario en su calidad de senador en ejercicio. Entre los abogados constitucionalistas y penalistas existen teorías enfrentadas respecto a las atribuciones del Ministerio Público.

Algunos sostienen que la fiscalía, más allá de fuero puede formalizar a cualquier imputado independiente de su cargo, aunque sea en ausencia. Otros en cambio aseguran que antes de imputar cargos, el organismo perseguidor debería presentar la solicitud de desafuero ante la Corte de Apelaciones respectiva.

Cercanos a Moreira indicaron que si bien no renunciaría al fuero, no se opondría a que Chahuán lo formalice en el Octavo Juzgado de Garantía donde está radicada la causa.

La tercera vía

Existe una tercera opción procesal que podría usar Jovino Novoa, quien ha guardado silencio ante la fiscalía y negado cualquier participación en un hecho delictual: invocar su fuero parlamentario permanente. Es decir, aún cuando haya terminado su mandato, la inmunidad continuaría activa, por lo que el organismo fiscalizador estaría obligado a desaforarlo.

Aún cuando ocurrió en el antiguo sistema de persecución penal de los delitos, el caso más parecido a la teoría que podría usar Novoa, es el que recayó sobre Augusto Pinochet. El ex dictador, apenas volvió a Chile en 2000 se le inició un proceso de desafuero para “dar lugar a la formación de causa”. La Corte de Apelaciones de Santiago, en 2001, le quitó la inmunidad parlamentaria, luego fue procesado, pero se declaró su sobresimiento por razones de salud.

Pese a que perdió el fuero, en 2004 la judicatura -en ambas instancias- aceptó una segunda solicitud y nuevamente Pinochet perdió el beneficio legal siendo encausado como autor de delitos de lesa humanidad en el llamado caso “Operación Cóndor”.

Fuentes ligadas a la defensa de Novoa, declinaron comentar la posible estrategia procesal, mientras no se dé a conocer la futura lista de formalizados en el caso Penta, pero reconocen que hacer valer el fuero es una probabilidad.

Otras fuentes cercanas al legislador puntualizan que el ex senador aún no ha sido informado de los pasos a seguir por la fiscalía, pero que “hace rato” el Ministerio Público ha dado señales de su interés en él. Novoa ha seguido en sus actividades partidarias y ayer de hecho asistió a la comisión política del partido.

Datos procesales

Dentro de los antecedentes que aparecen en la investigación del Ministerio Público sobre Inversiones y Mandatos, está la declaración de la operadora turística Teresa Herrera, cuyo talonario de boletas fue usado para triangular las platas políticas de $ 25 millones. Este hecho fue ratificado por su secretaria en el estudio de abogados Guerrero-Olivos, Bernardita Chamorro. En dicho bufete Novoa trabajó hasta enero pasado, cuando debió renunciar, debido a que fue citado a declarar como imputado por la fiscalía

Pero no sólo en el caso Penta está complicado el “coronel” Novoa. La ex jefa de comunicaciones de la UDI, Lily Zúñiga, reconoció que este último -tal como lo reveló The Clinic Online– le solicitó boletas para que Soquimich entregara platas para la colectividad.

La profesional reconoció en su declaración en calidad de imputada en abril pasado aseguró que confeccionó una boleta por poco más de $ 3,8 millones y nunca recibió el dinero, escribiendo en la glosa “asesorías comunicacionles”. Los documentos para la triangulación se los solicitó la secretaria de Novoa, Marisol Cavieres, quien ya lo habría reconocido a la fiscalía.

De hecho Cavieres es indagada por el organismo fiscalizador y denunciada por el SII, ya que emitió cinco boletas por 24 millones 555 mil 553 pesos desde 2009 a 2012. Su cónyuge José Hormazábal, hizo lo propio con documentos girados a SQM por 19 millones 222 mil 221 pesos el año 2012. Se suman sus dos hijos con otras boletas. En tanto, Carlos Sepúlveda, el junior de la UDI giró boletas por más de 87 millones.