Tarud

La afirmación del presidente de Bolivia, Evo Morales, de que tiene “planes mucho más interesantes” para que su país acceda al mar muestran un desprecio por la Corte de La Haya, ante la que demandó a Chile en busca de esa salida, afirmó hoy un diputado chileno.

“El presidente Morales dijo en el pasado que respetaría el fallo de La Haya, pero sus declaraciones muestran fehacientemente su desprecio por esta”, afirmó el diputado Jorge Tarud, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de esa rama legislativa.

“Si en esta demanda no (nos) fuera bien, ni se imaginan ustedes que tenemos planes mucho más interesantes que esta primera etapa de batalla legal en la comunidad internacional”, dijo Morales este sábado en un acto público en La Paz.

El mandatario boliviano agregó que los nueve años que lleva en el poder le han permitido “aprender y entender no solamente los procedimientos internacionales, sino también cómo hacer planes para que Bolivia vuelva al Pacífico con soberanía”.

Bolivia demandó en 2013 a Chile ante la Corte de La Haya pidiendo que ese tribunal obligue a Chile a negociar y conceder a su país un acceso soberano al mar, que la nación andina perdió en una guerra del siglo XIX.

Chile defiende que las fronteras con Bolivia quedaron fijadas en un tratado suscrito veinticinco años después de la guerra, en 1904 y, sobre esa base, pidió a la Corte declare su incompetencia para pronunciarse sobre la demanda.

Ello, porque al crearse la Corte, en 1948, quedó establecido que quedaban exceptuados de su jurisdicción los conflictos resueltos en tratados suscritos antes de esa fecha.

Esta semana la Corte escuchó los alegatos de las partes respecto de la excepción preliminar presentada por Chile y se prevé que tarde algunos meses en dar a conocer su decisión.

El diputado Tarud dijo a los periodistas que con las declaraciones de este sábado, el presidente Morales “reconoce la debilidad de los argumentos de Bolivia”, que a su juicio, “ha planteado una demanda netamente política y contraria al derecho internacional”.

“Morales nos comunica que después de La Haya proseguirá con su política de intentar desconocer el tratado de 1904 y por lo tanto, proseguirá con su campaña contra Chile”, sostuvo Tarud, que lamentó que el mandatario boliviano “haga perder el tiempo y recursos”.

En tanto, el senador Jorge Pizarro, integrante de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado chileno, comentó que con sus palabras, Morales “lo que hace es reconocer que toda su estrategia ha sido más bien política y comunicacional que jurídica”,

Sus palabras “reflejan que van a continuar en una actitud de agresividad respecto de la relación con Chile y no de búsqueda de acuerdos”, añadió Pizarro, refiriéndose a Morales, en declaraciones a radio Cooperativa.

Para Alfredo Moreno, ministro de Relaciones Exteriores de Chile en el gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014), la demanda boliviana “es completamente artificial”.

En una entrevista con el diario Las Últimas Noticias, Moreno consideró que Chile ha logrado explicar en los alegatos que “este argumento artificial es una manera oblicua de violar el tratado de 1904”.

El excanciller chileno se mostró confiado en que la Corte puede resolver a favor de Chile, pero advirtió que eso “no garantiza el fin del conflicto”.