Rodrigo Avilés A1

El joven estudiante de Letras de la Universidad Católica, Rodrigo Avilés, sufrió una neumonía aguda este viernes y continúa en peligro de muerte, según ha informado un nuevo parte médico del Hospital Van Buren de Valparaíso.

Según Juan Patricio Castro, director del centro hospitalario, quien entregó los detalles del parte, Avilés “ha presentado una complicación de la esfera respiratoria, es una neumonía aguda asociada a ventilación mecánica dada por el prolongado tiempo en que ha tenido que estar con apoyo ventilatorio mecánico generado por el compromiso de conciencia que tenía desde su ingreso”, según destaca La Tercera.

Sin embargo, Castro agrega que “no nos ha deteriorado en mayor grado la situación de extrema gravedad que tiene el paciente (…) el paciente sigue de extrema gravedad, en riesgo vital pero en una condición estacionaria y con las medidas estándar hemos logrado manejar la parte de presión intracraneana”.

“Este cuadro infeccioso ha sido evaluado por el equipo de infectólogos, se ha iniciado el tratamiento antibiótico pertinente, tenemos que esperar la evolución y los resultados del tratamiento respectivo y además tenemos programado ya en un par de días más una nueva reunión neuroquirúrgica y neurointensiva del equipo para tomar la decisión de empezar a retirar la sedación que en este momento está en una condición de sedación profunda”, indicó el médico.

A pesar de su gravedad, el director del hospital dijo que la condición de Avilés “es un retraso en el cronograma que nos habíamos determinado, y era esperable (…) esto no es algo que no hubiese estado previsto y de hecho el monitoreo que se está haciendo a diario apunta justamente a tomas las medidas en la forma precoz posible”.

Rodrigo Avilés, militante de la Unión Nacional Estudiantil, fue herido en la marcha del 21 de mayo en Valparaíso, debido al ataque de dos “guanacos” de Carabineros, según constatan varios testigos y algunos fotografías que circulan en redes sociales. Esta versión, sin embargo, no ha sido confirmada por el Gobierno, y menos aún por Carabineros, que ha declarado que Avilés se accidentó producto de las condiciones del terreno.