evo morales

En un comunicado difundido hoy, el Ministerio bolivianos de Relaciones Exteriores exigió a Chile, como lo hizo la semana pasada, “el inmediato resarcimiento económico de los daños causados” a Bolivia “como producto de los reiterados incumplimientos” del país austral “a sus compromisos y al derecho internacional”.

Bolivia rechazó la réplica chilena a sus reclamos anteriores por los perjuicios que le causó la huelga aduanera, que duró del 20 al 28 de mayo y durante la cual más de dos millares de camiones con carga boliviana permanecieron parados en la frontera con Chile.

Las pérdidas para el sector del transporte pesado rondan los 3 millones de dólares, dijo hoy a los medios el representante nacional de ese sector, Fidel Bautista.

La Cancillería chilena indicó el martes pasado que la huelga de los funcionarios de aduanas respondió a una “iniciativa autónoma de los trabajadores”, lo que, según Bolivia, es una forma de desconocer “por completo la obligación que tiene el Estado chileno de garantizar el cumplimiento de sus compromisos internacionales”.

“Una vez más el derecho a libre tránsito que tiene Bolivia se encuentra sujeto a la voluntad y a los atropellos de autoridades chilenas”, señala el comunicado de la Cancillería boliviana.

El libre tránsito de las mercancías bolivianas hacia los puertos chilenos en el Pacífico quedó establecido en el Tratado de 1904 firmado entre Bolivia y Chile 25 años después de una guerra en la que Bolivia perdió su litoral.

El Ejecutivo boliviano ha denunciado varias veces el incumplimiento de ese tratado y los problemas que en la práctica enfrentan los comerciantes y transportistas de su país para transitar hacia los puertos chilenos.

Bolivia también negó que durante la huelga hayan operado con normalidad los puertos de Arica y Antofagasta, y el puesto de control fronterizo de Chungará, el más utilizado para el transporte de carga boliviana, como lo afirmó el Gobierno chileno.

“La interrupción de la atención en frontera y puerto ha causado que más de 2.000 camiones bolivianos se encontraran varados (…) Este tipo de afirmaciones muestra una vez más la estrategia chilena de confundir a la opinión pública y a la comunidad internacional faltando groseramente a la verdad”, señaló la Cancillería boliviana.

Ese ministerio señaló que las pérdidas causadas por la huelga están siendo “injustamente asumidas por el pueblo boliviano” e insistió en que “lo que corresponde es que el Gobierno de Chile” se responsabilice “por estos impactos económicos”.