longueira A1 1

El 13 de marzo pasado el ex ministro y ex candidato presidencial de la UDI, Pablo Longueira (no llegó a los comicios por una depresión) concretó la venta de un fundo ubicado en la Araucanía a la Conadi por 810 millones de pesos. La transacción no estuvo exenta de polémica, historia recogida en un artículo de El Mercurio.

Según cuenta el matutino en un crónica, los agricultores de Villarrica se enteraron por casualidad de que el histórico militante de la UDI había vendido su fundo a la Conadi cuando, a comienzos de abril de este año, un grupo de mapuches irrumpió en el predio.

En ese grupo iba Marcial Colín (PS), consejero indígena de la Conadi, quien manifestó sus reparos por la forma en que se compraron las tierras.

Colín y el ex RN  Andrés Matta Cuminao se quejan de que la operación comercial enfrentó a mapuches de Villarrica con la comunidad “afuerina” que recibió el predio: la José Catrín, de Freire.

“Cuando se transgreden los derechos, se generan conflictos”, dijo Colín.

“Había comunidades de esa comuna (Villarica) pidiendo tierras, y traen a gente de Freire. La Conadi tiene que cambiar sus políticas, estos procedimientos tienen que ser claros y transparentes”, sostiene por su parte Matta.

Otro aspecto al que apunta Colín es a supuestas movidas política detrás. “Esto se usa con fines electorales”.

Según detalla El Mercurio, la venta del terreno de 150 hectáreas se realizó de acuerdo con la Ley Indígena. El organismo autorizó la adquisición, basándose en el artículo 20 b de esa norma, que sostiene que se pueden comprar campos para comunidades que mantienen reclamos territoriales.

“Toda la operación la realizó mi hijo (Juan Pablo). En este momento, él está en EE.UU por estudios”, dijo Longueira.

El fundo pertenecía a la sociedad “Las Azaleas”, en la que tienen participación Longueira, su esposa y los hijos del matrimonio.

Según la publicación, el ex ministro asegura que la compra fue pedida por la Conadi, institución que cinco años atrás compró un terreno colindante que tenía el doble de superficie.

 

 

Sobreprecios

Otro aspecto que se desprende del artículo, además del enfrentamiento entre comunidades de distintos sectores, son las críticas por supuesto sobreprecio en la operación.

En la zona se habla de un diferencia de unos $100 millones. El cálculo lo fundamentan en el avalúo de las propiedades del sector.

Desde la Conadi, en tanto, descartan esa versión. “El predio sí cuenta con las condiciones de habitabilidad y desarrollo productivo que justifican el pago”, se detalla.