Jacqueline van Rysselberghe A1

La Senadora UDI, Jacqueline van Rysselberghe, denunció ante Carabineros y la PDI un robo que sufrió su sede parlamentaria durante el fin de semana, hecho en que se habrían llegado computadores y una serie de carpetas que contienen información de varios proyectos que tienen relación con su pega parlamentaria.

Sin embargo, van Rysselberghe planteó que le parecen muy extrañas las características del robo, ya que no se llevaron otros elementos caros y que son más atractivos para un delincuente habitual.

Según consigna radio Bíobío, la legisladora manifestó que “dentro de la oficina existían otras pertenencias que los delincuentes no se llevaron, como equipos de música, impresoras, televisores o una sistema de amplificación, todo lo cual fue dejado intacto por los delincuentes, pese a estar mucho más a mano que los computadores”.

Otro hecho que añade a su tesis de un robo con tintes políticos apunta a que los antisociales se llevaron “una serie de carpetas con información de personas y organizaciones sociales que estaban realizando diversos proyectos comunitarios con nuestra oficina, así como información relacionada a proyectos emblemáticos de la región”, cosas que no tienen valor para un delincuente.

Según consigna la radio antes mencionada, Van Rysselberghe pidió que esta idea del robo político sea considerada al momento de realizar la investigación. Por su lado espera que aparezcan resultados en el corto plazo, “no sólo para poder recuperar los computadores sustraídos y poder identificar a los responsables, sino que además, para descartar la hipótesis de una motivación política para realizar este robo y poder seguir trabajando tranquilamente con los vecinos de Concepción y la región del Bío Bío”.