jovino

Para el viernes estaba programado el Consejo Directivo Ampliado de la UDI, pero más que un plan respecto de qué se iba a tratar en la ocasión había temor de que la instancia se “jovinizara”, es decir, que se convirtiera en una lucha entre quienes creen que el partido debe seguir respaldando al fundador, más allá de las resoluciones judiciales; y los alcaldes díscolos, que están por separar aguas del exsenador y buscar una nueva “marca” para competir en las municipales de 2016.

Todo ello en medio de la segunda parte de la formalización de Novoa que terminó ayer con el juez Juan Carlos Valdés dictaminando arresto domiciliario completo y arraigo nacional en vista de la gravedad y reiteración de los delitos tributarios que se le imputan.

Ante este escenario -y pese a que el timonel, Hernán Larraín, ha asegurado una y otra vez que la rebelión de los jefes comunales es sólo un exceso de imaginación de los medios- se suspendió esta instancia, quedando, en un inicio, para principios de agosto en pos de que los ediles puedan avanzar en una propuesta con RN y Evópoli de cómo enfrentar los comicios del próximo año.

La decisión se tomó en la reunión de directiva a la que asistió en representación de los jefes comunales Francisco de la Maza, quien fue sumamente crítico de la presidencia de Ernesto Silva por lo que en su minuto calificó de defensa corporativa de los políticos involucrados en el financiamiento irregular de la política y que hoy está en evaluación del camino seguido por Larraín que apunta en el mismo sentido que Silva.

La preocupación concreta de De la Maza y de sus representados es cuánto se puede perder en sufragios con la UDI como partido símbolo de las indagatorias de Fiscalía sobre platas políticas y delitos tributarios.

“No sabemos hasta qué punto puede afectar a un partido político, o a todos. Yo tengo la impresión de que hoy la clase política en general, eso muestran las encuestas, tienen un grado de deterioro y de pérdida de confianza importante” aseveró el jefe comunal que insistió en sus críticas al apoyo que ha entregado la colectividad a Jovino.

“Las defensas corporativas no caben cuando hay responsabilidades individuales. Los actos los cometen las personas. La gravedad la tiene que determinar las instituciones. Obviamente uno puede tener cercanía emocional, cariño, pena, pero las instituciones hay que resguardarlas porque son de carácter permanente, en la medida que queramos que se fortalezcan (…) En un primer momento la directiva de Hernán Larraín hizo un intento serio de separar la parte institucional de la parte personal. Espero que se mantenga eso en el tiempo”, apuntó.

Fuentes de la bancada gremialista, en tanto, apuntan a que el tema fue abordado hace dos semanas y que los diputados concluyeron que si bien es efectivo que los alcaldes necesitan un espectro más amplio que un partido político como base de apoyo, no es aceptable que existan amenazas de “ir por fuera” de la colectividad para no asumir los costos de la crisis.

“Si se da algo así, los más perjudicados serán los concejales y ahí también hay una base de votación relevante”, apuntan estas fuentes.

¿IGUALDAD DE TRATO?
Al igual que hace dos semanas, cuando debió suspenderse su formalización por una complicación de salud, Novoa llegó al centro de justicia acompañado por dirigentes gremialistas como Silva y el senador Juan Antonio Coloma quien, como publicó The Clinic Online, aparece mencionado en la declaración del exdirector del SII, Michelle Jorratt como uno de los personeros que realizaron consultas sobre cómo iba a proceder el organismo en los casos abiertos.

No lo acompañó, sin embargo, Larraín, quien si bien ha respaldo a Novoa ha intentado que ello no sea visto como una presión a la Fiscalía.

Con todo, el dirigente volvió a referirse en la sede partidaria al asunto y fue crítico, otra vez, del proceder del Ministerio Público.

“Lo que estamos pidiendo es igualdad de trato, porque en más de una oportunidad, ha habido discriminación y sólo parece que las personas que han estado en problemas por malas prácticas de financiamiento electoral serían de los partidos de oposición, en circunstancias que todos los chilenos saben que todos los partidos, de gobierno y de oposición, incluyendo las candidaturas presidenciales, incurrieron en malas prácticas. Es curioso que sólo algunos estén sufriendo las consecuencias”, aseveró el legislador.

Larraín cuestionó también la imputación del fiscal Emiliano Arias acerca de que “el dinero recolectado ilegalmente al parecer iba a su bolsillo”, dando cuenta de que, por ejemplo, la senador Von Baer negó haber recibido financimiento de Penta.